Conservación de revestimientos plásticos

Si se quiere conseguir brillo, pueden emplearse cualquiera de los preparados que al efecto se venden en las buenas droguerías, los cuales con ligeras variantes no son otra cosa que una solución de cera en esencia de trementina.
También pueden aplicarse unas formulaciones que podrán resolverse domésticamente calentando los ingredientes al baño de maría. Se debe evitar el fuego directo:
1. Aceite de palma 1 parte Goma ceresina           4 partes Parafina                 13 partes
2. Cera virgen 5 partes Barniz graso 5 partes Esencia de
trementina 11 partes En esta última fórmula de aguardarse a haber conseguido mezcla homogénea de los dos prii ros ingredientes antes de incorpo el tercero.
También en la primera fórmula goma ceresina debe añadirse c pues de que se ha logrado homo neizar el aceite de palma con la pa fina por aportación del calor.
Si el linóleo se ve muy reseco drá restaurarse a base de una mez de:
Parafina
Esencia de trementina
Se aplica en frío y al cabo de horas se puede proceder a un resl gado con un trapo de lana para sa brillo. Evitar trapos que puec dejar pelo.
Estos abrillantadores requie pues la acción final de frotar y pi la superficie, operación que si se rece de pulimentadora mecanice hay otro remedio que hacerlo a no o con los pies, lo que resulta labor muy pesada y fatigosa.
Es por ello que quizá lo más aconsejable es recurrir a los prepare comerciales a base de cera sinté que aun cuando sean más caros los que uno mismo puede elabora ofrecen la ventaja de ser autobril tes y evitan, por lo tanto, el trac de frotado.

Deja un comentario

Tu comentario