Proceder a un lijado superficial y Realizar una limpieza con gasolina

1. Proceder a un lijado superficial.
2. Realizar una limpieza con gasolina o un disolvente, lo que entraña tener que tomar toda una serie de precauciones: trabajar con una buena ventilación, suprimir todo manantial de fuego o calor. Aún así, después del lavado superficial es recomendable proceder a un lijado.
3. Proporcionar al pavimento un producto que siendo compatible con los anteriores tratamientos ofrezca luego una buena base de adherencia para la cola que se utilizará. Es el caso de una cola de neopreno disuelta al 50 %.
A pesar de las orientaciones dadas anteriormente habrá muchas ocasio nes en que el trabajo resultará mucho más rápido e incluso más barato, por lo menos en tiempo, si se procede al recubrimiento del entarimado con unos tableros aglomerados fijados por medio de atornillado al pavimento de madera. En este caso solamente se tendrá que vigilar que no se produzcan vacíos en la parte inferior del tablero que puedan dar lugar a pandeos al ser pisados. Esto puede compensarse fácilmente con calces o listones que compensen la separación y al propio tiempo logren una nivelación del tablero si basta con uno o de los que tengan que intervenir si no basta la superficie de uno solo.

Deja un comentario

Tu comentario