LOS REVESTIMIENTOS A BASE DE CORCHO

LOS REVESTIMIENTOS A BASE DE CORCHO
El corcho es un material natural que tiene excelentes cualidades para ser aprovechado en la construcción y en la decoración.
Actualmente debido a una serie de perfeccionamientos en la obtención de los productos, en el uso de las nuevas colas de contacto y en el de nuevos tratamientos superficiales, el corcho se ha convertido en un material que a sus cualidades intrínsecas añade un aspecto decorativo cálido y bello, además de una facilidad de colocación que lo hacen muy apto para trabajos de bricolaje.
El uso del corcho ha sufrido altibajos antes de llegar a esta nueva aceptación general. Por estudios arqueológicos y con documentación escrita más tardía hay constancia del uso del corcho en construcciones rústicas y urbanas como elemento aislante en techos, paredes y suelos. En estos casos se utilizaban las panas o piezas tal como eran arrancadas del alcornoque. Por lo tanto, era un material con muchas irregularidades superficiales y con forma más o menos curvada (mientras menos ancha era la pana, más incurvada), y cuando se utilizaba para rellenar un hueco o seno que se quería aislar solía utilizarse de forma imbricada cual si se tratara de tejas árabes. Este aprovechamiento del corcho en aquellos países o zonas donde se cría espontáneamente el alcornoque no tenía una divulgación general e incluso era desconocida en otros países. La mayor parte de la producción corchera continuaba siendo destinada a la fabricación de tapones, produciéndose una gran cantidad de restos a los que no se daba aplicación.
Debido al estudio de aprovechamiento de estos restos (en cierta manera paralelamente a lo que más tarde ocurrió con el aglomerado de madera) dio como resultado el descubrimiento del aglomerado expandido de corcho llevado a cabo por Smith en 1891. Con este producto el corcho se abrió camino dentro de las técnicas constructivas y en la fabricación

Deja un comentario

Tu comentario