Bricolage online

En la colocación de baldosas sí procede por el sistema de hiladas verticales y procurando que tanto la baldosa superior como la inferioi carguen por lo menos 5 cm más allá de las líneas que se hayan establecido en la pared como límites (el ángulo que forma la pared con el techo c con el suelo, o también cualquier otra línea entre ambos ángulos, para dar lugar a una especie de cornisa o a un zócalo).
El objetivo de esta previsión en exceso tiene como fin el tener que ajus-tar, recortándola, la moqueta en cada extremo de cada hilada.
Desde luego si se traza una línea perfectamente establecida a nivel en un punto alto de la pared no habrá inconveniente en utilizarla como referencia de punto de partida de las baldosas.
Lo que nunca debe hacerse es empezar las hiladas a partir del suelo. Aunque sea muy poco el desnivel del suelo tomar su superficie como punto de arranque es casi seguro que daría lugar a unas hiladas carentes de aplomado.

Deja un comentario

Tu comentario