REVESTIMIENTO DE PAREDES CON MOQUETA

Las medidas se marcan con ayuda de una cinta métrica procurando obtener un número entero de tiras del ancho de moqueta de que se disponga procediendo a una división de la cual resulten un número entero de tiras y cada una de ellas disponga de una medida cómoda para su manejo (entre 50 a 70 cm).
El corte de las tiras se realiza con ayuda de un cúter y una regla metálica. También pueden utilizarse unas tijeras de gran tamaño.
Como sea que interesa acordar las tiras del mismo modo que van siendo cortadas (para que así en caso de defecto en el corte pueda pasar más disimulado al casar perfectamente un orillo con el otro de cada tira), conviene marcar ordenadamente las tiras por el revés de la moqueta.
Naturalmente el cortado de la moqueta se realiza transversalmente a su anchura, procurando que ésta corresponda en lo que sea posible a la altura de la pared que se va a revestir.
Las «tometas» de gres o de cerámica de alta cocción dan lugar a animados dibujos debido al perfil irregular, sin embargo estas piezas concer-tan entre sí perfectamente.

Deja un comentario

Tu comentario