Preparación para un revestimiento de tablas en una pared

La fijación directa de tablas o tableros de mayor anchura sobre la pared está totalmente desaconsejada por varias razones:
1. Sería muy difícil lograr que las juntas no pusieran de manifiesto los defectos de la pared que recubren.
2. Forzando las tablas o tableros a seguir las inflexiones de la pared no solamente se traslucirían todas sus ondulaciones, sino que es muy probable que los ensamblados entre piezas se hallasen forzados y acabasen desgajándose o rompiéndose.
3. Si una pared es húmeda, aunque sólo lo sea ligeramente, transmitirá esta humedad a la madera sobrepuesta y ésta quedará sometida a todos los trabajos que por absorción y pérdida de agua se efectuarán en el curso de las estaciones: encogimientos, dilataciones, agrietados, combados, alabeados, ataques de hongos, etc.

Deja un comentario

Tu comentario