Tipo de martillos

Para evitar el posible desprendimiento de la cabeza los fabricantes han buscado distintas soluciones: desde el simple acuñado (con metal o plástico), hasta distintos tipos de chavetas o planchas acanaladas. También se emplean para su consolidación resinas epóxidas, pese a que solamente el mango soldado ofrece una seguridad total. Esta última empuñadura requiere, por contra, un mango de goma, que si bien tiene la ventaja de absorber el contragolpe, ofrece, en cambio, el inconveniente de que hace que la mano sude, lo que impide agarrar el mango con firmeza.

Deja un comentario

Tu comentario