Grifos de lavabo

El grifo del lavabo.
Existen dos tipos esencialmente distintos de grifos para lavabo: el constituido por tres piezas y el monomando.
■ El de tres piezas está formado por los dos mandos o manoplas y la boca dispensadora central, en tanto que los monomando forman un grupo compacto con la boca y la manija única.
Los grifos de tres piezas están formados por dos grifos laterales, empalmados por medio de tubos flexibles a los conductos de agua fría y caliente, respectivamente. Desde cada uno de los mandos concluyen dos tubos hasta la boca, con lo cual se puede realizar la mezcla de agua caliente y fría graduando los dos mandos simultáneamente. Generalmente, el botón que gradúa el tapón de desagüe se encuentra en medio del conducto donde se hace la mezcla, antes de la boca. Un equipo de esta clase suele llevar incorporado también todo-el dispositivo de desagüe.
■ En primer lugar se desconectan los tubos flexibles de alimentación, aflojando las respectivas tuercas que consolidan el empalme.
■ Por regla general no se dispone de mucho espacio para operar cómodamente con una llave corriente o de pico de loro, ya que la parte posterior del lavabo se halla muy cerca de la pared. Por ello resulta más práctico usar una llave especial con empuñadura en forma de T y brazo semicircular móvil.
■ A continuación se desconecta el mando del tapón de desagüe y, operando desde abajo del aparato, se aflojan y sacan las arandelas de goma que retienen la boca y los dos mandos al lavabo. Así se pueden sacar los tres elementos.

Deja un comentario

Tu comentario