Instalacion de fontaneria de una casa

Sifonamiento y rechazo.
La concepción de un sistema de evacuación doméstico de una casa tipo chalé o torre o de una casa rústica en un lugar urbanizado es una tarea difícil y que debe obedecer a unas reglamentaciones muy estrictas. Entre otras cosas, queda estipulado el diámetro, así como la longitud máxima, de las canalizaciones de evacuación que unen los diversos aparatos sanitarios con el bajante. Igualmente se estipula para cada tipo de canalización la pendiente correcta que necesita así como la posición del empalme de las canalizaciones con el bajante, unas con respecto a otras.
Si se observan estas reglas elementales, el sistema de evacuación funcionará perfectamente siempre y cuando no se produzca una obstrucción. Pero, en muchos casos, una concepción deficiente o mal realizada conlleva errores en el sistema. Frecuentemente estos errores se localizan en extensiones que producen defectos ulteriores en los aparatos afectados, como pueden ser un bidet o una ducha.

Sifonamiento:
Cuando el tubo de evacuación de un aparato es demasiado estrecho, demasiado largo o con demasiada pendiente, los efluentes que evacúan crean un vacío que resulta suficiente para aspirar la junta hidráulica que asegura la estan-queidad del otro aparato. Los gorgoteos desagradables que se originan después de un vaciado, así como los malos olores que se difunden en una pieza por falta de estanqueidad del aparato, no dejan lugar a dudas. Problemas similares se producen cuando los tubos de vaciado se empalman a ambos lados de una misma columna: el agua evacuada procedente de un aparato aspira el agua contenida en el sifón situado en frente (fig). La única solución consiste en desmontar la ,canalización causante del fenómeno y volver a realizar los empalmes observando las reglamentaciones. Pero, a veces, esto no es posible.

Rechazo:
El rechazo es otro signo que revela que un sistema de evacuación ha sido mal concebido. Pero este fenómeno puede producirse también en sistemas complejos, incluso aunque se hayan seguido todas las reglamentaciones. Como origen de un rechazo se halla siempre un problema de presión, que puede concretarse de varias maneras.
Por ejemplo: bastará que se realicen dos vaciados al mismo tiempo, uno en la parte alta de la columna y el otro cerca del suelo, para que el aire intermedio quede comprimido. Algunas veces esta presión llega a ser suficiente para rechazar el agua hacia otro aparato. Ello explica porqué el agua procedente de una bañera puede invadir a veces una ducha que se halle situada en un piso más bajo o bien en la planta baja. La presión puede igualmente impedir el vaciado procedente de arriba y no evacuar el aparato, incluso durante varias horas, haciendo pensar erróneamente que se trata de una obstrucción.
No obstante, se intentará localizar la presencia de alguna obstrucción cuando se note algún rechazo; una fluencia insuficiente debida a una obstrucción cualquiera puede ser, a veces, origen de problemas.
No se adoptará nunca la solución adecuada, es decir, la instalación de una ventilación sobre una canalización defectuosa, hasta que no se haya establecido definitivamente la causa verdadera de las dificultades. El tubo de ventilación se empalmará sobre la evacuación lo más cerca posible del sifón, sin que esta proximidad dificulte el funcionamiento del aparato o del sifón. Por otra parte, esta conducción de ventilación debe establecerse sin contrapendiente, de manera que no pueda servir de vaciado. Luego se eleva verticalmente para desembocar por encima del rebosadero del aparato.
La cañería puede entonces conectarse al bajante, pero siempre por encima del empalme existente. O bien, si se ve que resultará más sencillo, puede bajar por un codo en “U” y venir a empalmarse por debajo de la conexión del aparato.
Sistema de evacuación de aguas usadas y sucias con un bajante único. Este puede identificarse claramente así como los diferentes colectores y la red de saneamiento subterráneo. Más cerca del a/baña/, las cámaras de inspección y de interceptación, en las que no habrá otro remedio que intervenir para efectuar las limpiezas necesarias.

Deja un comentario

Tu comentario