Instalación de un mezclador

No suele presentar dificultades remplazar, por un precio módico, los grifos individuales de la bañera por un dispositivo mezclador accionado por un solo mando para ducha y para baño.
La colocación de un mezclador implica, a veces, además de los trabajos propios de fontanería, tener que intervenir en la envoltura de obra de la bañera y en la fijación del aspersor de la ducha, así como proceder a colocar una cortina o pantalla para evitar salpicaduras.
Cuando el agua caliente se obtiene mediante un calentador, en primer lugar se interrumpe el funcionamiento de éste y a continuación se cierran los grifos de paso de alimentación de agua fría y de agua caliente. El grifo del agua caliente suele hallarse cerca del calentador.

En la nueva instalación se pueden aprovechar ciertos elementos procedentes de la instalación anterior. Se separan cuidadosamente los antiguos grifos sin forzarlos y se anota la posición de cada elemento. La tuerca se desliza libremente en el casquillo del racor. Cuando ésta queda enroscada en uno de los vastagos del nuevo dispositivo retiene en la posición adecuada el collar de obturación del tubo de alimentación. No hay que olvidar cambiar la arandela de estanqueidad (de fibra o de caucho). Se elimina cualquier resto existente de la pasta de juntas utilizada anteriormente.
Si se emplea estopada de cáñamo, se utilizará esta pasta de nuevo. Si el empalme se realiza con un tubo de cobre, bastará emplear un racor recto de compresión.

La regadera de la ducha puede adaptarse al extremo de una columna rígida (en el centro y a la derecha) o bien a un tubo metálico flexible. En este último caso se puede montar en un aplique fijo, con inclinación graduable o bien, en un soporte que permite deslizaría a lo largo de una varilla.

Se corta la alimentación de agua y se para el calentador antes de desmontar los grifos. Se afloja con una llave graduable la tuerca que retiene el grifo a la tubería y después la contratuerca. Para Instalar el mezclador se procede de modo inverso. Se sustituyen las juntas de estanqueidad viejas por otras nuevas antes de apretar la tuerca que empalma el casquillo del racor con el vastago roscado del grifo.

No se debe olvidar comprobar la distancia de separación existente entre los dos grifos individuales antes de adquirir el grifo mezclador. Los detallistas venden un equipo completo en el que se halla incluido el tubo, el rociador y los elementos de fijación. Se empalma todo como si se utilizase un racor recto de compresión en un circuito de cobre.

Deja un comentario

Tu comentario