El nivel de agua

Este nivel está formado por dos tubos graduados, de material plástico irrompible y transparente, y provisto de un racor para manguera y un grilo pequeño. Este dispositivo se empalma a un tubo flexible de goma o de plástico. Para utilizarlo se rellenan todos los tubos de agua, cerrando después los dos grifos para poder transportar el nivel sin que se pierda agua por el camino. El nivel de agua en los dos tubos graduados (después de haber abierto los grifos) indica con exactitud una línea horizontal, cualquiera que sea la distancia que los separa. Por lo lanto, resulta muy lácil establecer los cuatro ángulos del plano teórico de un suelo o pavimento o también, controlando la graduación de los tubos, determinar la pendiente de un terreno o de una canalización de descarga. En caso necesario, un nivel de agua rudimentario, pero muy eficiente, puede improvisarse con una manguera o tubo de plástico transparente: fallarán las graduaciones, pero el nivel de agua de los dos extremos del tubo corresponderá siempre a un plano horizontal.

Deja un comentario

Tu comentario