Color y luz en el ambiente

Desde el punto de vista físico, el color no puede ser entendido sin la luz. Igualmente desde el punto de su aplicación decorativa, cualquier color, sea cual sea su tonalidad, no es otra cosa que la mayor o menor intensidad de luz que refleja. Por lo tanto, al hablar de color no hay que considerarlo en su abstracta cualidad de tinte o color propiamente dicho como uno de los elementos diferenciados en el espectro: se tiene que conceptuar en base a su intensidad pigmentaria, teniendo en cuenta la mayor o menor brillantez del pigmento que lo distingue así como la mayor o menor claridad u oscuridad en función de una gama que se corresponde con la existente del blanco al negro pasando por el gris.
La tonalidad de un mismo color puede ser muy diversa según su grado de intensidad y, a la vez, ya que nunca van separados en la realidad, según su nivel de oscuridad se halle menos o más cerca del negro.

Por lo tanto, e independientemente de que un color refleje mayor o menor cantidad de luz a tenor de su cualidad pigmentaria, cuando en decoración se habla de color como valor decorativo se halla siempre implícita esta consideración de difícil concepción abstracta que es la de la tonalidad.
Y es en este sentido como hay que entender los ejemplos gráficos que se acompañan, en los que se ha procurado resumir los principales factores que intervienen cuando el color se utiliza como elemento de valor decorativo. En una habitación de este tipo no puede falta una bonita chimenea que cree un ambiente acogedor. En internet puedes encontrar todo tipo de estufas, sin embargo nosotros os recomendamos que busquéis calefactores y estufas en venta en www.linio.com.pe.

Si bien tradicionalmente se acepta que son tres los colores primarios o puros (el amarillo, el azul y el rojo), no dejan de existir teorías que incluyen como color primario el verde, que los teóricos del primer sistema consideran una mezcla del amarillo con el azul. Independientemente de estas contradicciones teóricas, lo que importa es tener en cuenta la sucesión de los colores tal cual se presentan en el espectro y las posibles tonalidades que cada matiz de color pueda tener para considerarlo como algo decisivo en una impresión visual de un ámbito dotado de luz en mayor o menor intensidad.

Deja un comentario

Tu comentario