Archivos para Aprendiendo a tejer Categoría

    Como hacer un centro de mesa navideño

    La mamá gallina.
    Este centro de mesa, hecho con hojas de laurel, nos durará varios días y el efecto a la vista está. Espectacular, ¿verdad? Esto es lo que necesitáis para hacerlo.
    Materiales:
    • Tres bloques de espuma de floristería.
    • Pegamento.
    • Un cuchillo afilado de cocina.
    • Hojas de laurel o, en su defecto, cualquier hoja verde dura.
    • Agujas de cabeza.
    • Piel de naranja.
    • Un rodillo.
    • Tijeras.
    • Un cestito.
    • Papel de diario o tierra vegetal.
    • Prímulas o cualquier otro tipo de flores pequeñas.
    Cómo hacerlo:
    .1 De uno de los bloques de espuma de floristería corta dos piezas, para la cabeza y la cola. Pega los bloques que tienes enteros y estos dos que has cortado con pegamento, tal- como muestra la fotografía. Con un cuchillo muy afilado da la forma de gallina a la espuma.
    2. Empezando pqr abajo, empieza a colocar las hojas de laurel. Clava un alfiler de cabeza en el tallo de la hoja y la pinchas en la espuma, inclinándola un poco. Debes poner las hojas unas encima de las otras para que parezcan plumas, y cuando llegues a la altura de los ojos debes poner hojas más pequeñas y de forma radial. Si utilizas otro tipo de hojas, asegúrate antes de empezar de que tienen la consistencia de las hojas de laurel, ya que de otro modo se te desharía rápidamente.
    3. Para hacer la cresta y el pico aplana con el rodillo piel de naranja. Pega dos trozos de piel de naranja juntando la parte blanca. Dales forma de cresta y de pico. Afírmalas con alfileres de cabeza y comprueba que todo el conjunto está bien sujeto.
    4.  Llena una cesta con politeno. Coloca la gallina encima de tierra o papel de diario. Pon ‘una florecita en cada ojo. Arregla el cesto colocando la gallina y a su alrededor las prímulas. Pulveriza el arreglo con agua cada día para conservar frescas las hojas y las flores. Para que te dure más tiempo puedes ir reemplazando las flores por otras frescas, pues las hojas de laurel resisten mucho. No utilices una espuma convencional porque no te quedaría igual de bien.

    Instrucciones para tejer pollitos

    Los pollitos mimosos.
    Están tejidos a punto de vagas y luego la vaga se corta para que queden esponjosos.
    Materiales:
    Para hacer un pollito:
    • Una madeja de lana amarilla.
    • Agujas de tejer del 3,3/4.
    • Dos ojos.
    • Un retal de fieltro.
    • Pegamento para ropa.
    Para tejer un pollito:
    Monta 15 puntos. Teje dos pasadas, una del derecho y otra del revés. Empieza la muestra asf: 1a pasada: Por el derecho. Teje 1/ haz una vaga hacia adelante, teje 1, repite * hasta el final.
    2a pasada: Teje 2,* Haz una vaga hacia atrás, teje 1; Repite desde * Hasta el último punto, teje 1.
    Repite estas dos pasadas, cuatro veces más (un total de 10). Aumenta un punto a cada lado en las cuatro siguientes pasadas del derecho. Debes tener 23 puntos. Teje 11 pasadas del derecho. Disminuye 1 punto por ambos lados en las 4 pasadas siguientes del derecho. Debes tener ahora 15 puntos. Teje 10 pasadas del derecho. Teje ahora 2 pasadas derecho y revés y cierra los puntos sin apretarlos.
    Para hacer las vagas:
    Para hacer la vaga hacia adelante: Teje un punto sin pasarlo a la derecha. Trae la lana hacia adelante entre las agujas, haz que la lana dé la vuelta al pulgar izquierdo y colócala en medio de las agujas, teje el punto de la izquierda como de costumbre, pasa el segundo y tercer punto de la mano derecha por encima del punto que acabas de hacer y ya tienes la primera vaga hacia adelante.
    Para hacer la vaga hacia atrás: Teje un punto sin pasarlo a la derecha. Dejando la lana atrás la pasas por el dedo índice de la mano izquierda, teje el punto de la mano izquierda como de costumbre, lleva la lana hacia delante, teje un punto y luego pasa el segundo y tercer punto de la mano derecha por encima de este punto. Ya tienes hecha la vaga de atrás.
    Para montarlo:
    Dobla el punto por la mitad y cose los lados, de manera que te quede una bolsa invertida, o sea, más ancha arriba que abajo. Ata con una hebra doble de lana las dos esquinas de arriba para hacer la cabeza y la colita. Recorta las vagas y les das forma. Cose los ojos. Pega un triángulo pequeño de fieltro para hacer el pico. Es más fácil de lo que te imaginas y el resultado, de verdad, es muy mimoso. Anímate y ya verás como lo consigues.
    Para ver más manulidades para estas fechas festivas te recomendamos manualidades navideñas.