Archivos para Baldosas autoadhesivas Categoría

    Losetas para moquetas

    La loseta, después de los ajustes necesarios, se coloca  del radiador. Los cortes rectos realizados previamente por completamente desapercibidos al encolar la moqueta sobre suelo, quedando el pavimento completamente liso.

    Otros métodos para la colocación de baldosas autoadhesivas

    El orden de las sucesivas opera nes de colocación de las baldosas el más fácil para un aficiona Existen, sin embargo, otros meto que posiblemente son más eficace que incluso serán más recomení bles para utilizarlos en habitacio donde no exista un paralelismo tricto entre las paredes que ene rran la habitación.
    En lugar de ir cubriendo un cua de sector por líneas paralelas, en e caso las baldosas se van alternara de un extremo a otro de dicho sec en el orden indicado en la figura se adjunta en esta página. Ello o ga a trabajar con mucha precisi sobre todo en la fijación de las rr opuestas en una misma línea dia nal, ya que de no hacerlo así será fícil encajar exactamente la que rresponde al centro de dicha dia nal. En principio, esto no se producirá si después de haber determinado el centro, cada sector está establecido exactamente por dos líneas en ángulo de 90°.
    Obsérvese que se empieza siempre por el sector opuesto a la entrada de la habitación para seguir luego por el contiguo, también en el otro extremo de la entrada; a continuación por el más cercano pero lateral a dicha entrada y finalmente se cubre la zona correspondiente a ella. Los números ordinales situados fuera del plano indican la sucesión en los trabajos de cubrición. Naturalmente, si la puerta estuviera en el lado izquierdo el orden de sucesión de las operaciones de relleno sería inverso al aquí indicado.
    En este caso de colocación oblicua alternada se continúa ejerciendo presión ligera contra la baldosa anteriormente colocada, pero al colocar las intermedias la presión se realiza en diagonal contra las dos paredes de las baldosas que deben encerrarla (en este caso sería, la baldosa 6 la que debería comprimirse entre la 2 y la 3).

    Recortes de losetas

    Los recortes se realizan con el papel de protección y una vez comprobado que la pieza ajustada encaja perfectamente, se desprende dicho papel y se pega el trozo de moqueta sobre el suelo.

    Cuando se tenga que ajustar la moqueta contra superficies curvadas o en perfiles irregulares de molduras, será quizá más práctico emplear unas tijeras.

    Cortado de una loseta por el envés haciendo recurso a una escuadra o a una regla para tener la seguridad de que el corte sea recto.

    Presentando la loseta en el suelo después de haber realizado unos cortes rectos en la dirección en que se hallan las patas del radiador. De esta manera se podrá precisar el trozo que hay que eliminar de la moqueta para que rodee la parte inferior de las patas del radiador.

    Cortar loseta de moqueta

    La manera de cortar con más precisión de loseta es disponiéndola que se quien sobre la última loseta pegada que ha cat gramente, de manera que coincidan mente sus lados. A continuación, se muestra loseta que se apoya contra la pared por en tanto que el otro lado cargará pare sobre la superpuesta. Este lado servirá para realizar el corte con ayuda .

    Evidentemente, para recortar también puede emplearse unas tijeras. No obstante, para recortado de ángulos y esquinas o de ños resaltos será mucho más cómodo lle bo el trabajo con el cúter.

    Al llegar a un ángulo de la habitación se que proceder a un ajuste del trozo de los rrespondiente al espacio que falta por cu casi seguro que se tendrán que realizar, menos, dos cortes encontrados.

    Colocar losetas de moqueta

    En la ilustración se ve cómo se han pegado ya varias losetas, siguiendo el procedimiento indicado. Se ve que se ha partido del centro y se van siguiendo las rayas trazadas en el suelo a partir del centro de la habitación, establecido por los cordeles.

    El orden seguido para la colocación de las losetas no debe ser siempre el mismo. Lo importante es comenzar por el centro y seguir desde él hacia los lados empalmando una loseta con otra hasta completar un cuadrante de la habitación (es decir una cuarta parte). En este ejemplo han cabido 28 losetas en un cuadrante y con la loseta número 29 se inicia el recubrimiento del segundo cuadrante hasta llegar a la 56. La loseta 57 vuelvan a situarse en el centro de la habitación para rellenar el tercer cuadrante.

    Cuando se llega a la pared, la parte de loseta que pueda sobrar se recortará con un cúter apoyando la loseta de manera que forme como un ángulo contra el suelo y la pared.

    Adherir losetas de moqueta

    Para adherir cada una de las losetas de moqueta se tendrá que arrancar el papel protector que cubre el envés con el adhesivo. Hay que procurar no tocar demasiado con los dedos dicho adhesivo puesto que queda contrarrestada su acción con el polvo y la grasa de las manos. Una vez desprendido ei papel se pegará la loseta en el suelo tal como se pega un papel en la pared, es decir, pasando la mano por encima para uniformar una adhesión continua de la superficie.

    En una habitación perfectamente recta —como suelen serlo la mayoría— esto! centrales pueden conseguirse por medio dt cordeles que unen en diagonal los cuatro los de la habitación, tal como se ve en la figura continuación, con un lápiz (o instrumento s de marcar) y con ayuda de una regla en línea media de un ángulo de las diagonal

    Baldosas autoadhesivas

    Frente a la problemática de la colocación que anteriormente se ha descrito, en el revestimiento de un suelo que está en buenas condiciones de admitir el adhesivo incorporado en este tipo de moquetas, la operación resultará casi como un juego de niños.
    Ya hemos dicho que esta clase de moquetas autoadhesivas suelen venderse en forma de baldosas (de 40 x 40 cm, de 50 x 50 cm; pero también en forma rectangular, de 40 x 60 cm o de 40 x 80 cm).
    Además de poder utilizar baldosas de color unilorme cabe jugar con dos o más tonos para realizar escaques o bien un centro monocolor enmarcado dentro de una zona de otro color. Esta solución puede llegar a ser eficaz para conseguir una «rectificación» óptica de habitaciones irregulares, disminuir sus proporciones, etc.
    Por regla general, en el mismo papel protector del adhesivo está indicado el sentido del pelo. Es importante atender a esta indicación, incluso en moquetas del tipo agujeteado que a primera vista parece que carecen de dirección del pelo por tener una apariencia afiebrada y carente de velludo.

    Colocación de baldosas autoadhesivas

    Moqueta suministrada en forma de losetas cuadradas las cuales se venden en envases que contienen las suficientes para cubrir unos 6 a 8 nf. Estas losetas llevan en el envés el adhesivo el cual está protegido por un papel antiadherente que es preciso sacar antes de fijar la loseta sobre el suelo. En la parte inferior de la moqueta se halla asimismo indicada la dirección del pelo.

    Es conveniente partir del centro para el enmoquetado con losetas. Se marcan los dos ejes de la habitación señalándolos en el suelo por medio de tiza o un lápiz blando, de modo que se dividan los lados de la habitación en partes iguales. La primera loseta se colocará en uno de los sectores coincidiendo sus lados con los ángulos de esa cruz que forman los ejes.