Archivos para Bordado Richelieu Categoría

    El bordado Richelieu

    Encontrarás patrones para el bordado Richelieu en mercerías grandes, pero si te sientes creativa puedes plasmar tus propios dibujos en un papel vegetal. Debes hacer dos rayas por dibujo como guía de la puntada superior e inferior del punto de ojal. Marca con puntitos, entre un dibujo y otro, los trozos de tejido, que cortarás al finalizar el bordado. Para traspasar el dibujo al tejido, usa papel carbón especial tejidos que también encontrarás en las mercerías. Para no manchar la ropa y que quede disimulado usa un color que sea parecido al que usarás para el bordado. Si has escogido algodón debes hacer un relleno antes de bordar para reforzarlo. Trabaja con dos hebras y haz una pasada como de hilván. Luego continúa la labor cubriendo esta basta a punto de ojal tupido, cuidando que el cordón quede por la parte que has de cortar (guíate por el dibujo de la hoja anterior). El patrón que hemos utilizado para el cojín lleva en la flor central unas hojas en realce. Bórdalas cuando hayas terminado todas las flores de punto de ojal (dibujo inferior). Ahora sólo queda cortar con unas tijeras de bordar y con mucho cuidado, siempre por el derecho, para que veas bien donde termina el punto. Debes apurar al máximo, pero sin llegar a cortar ninguna hebra del bordado. Plancha por el revés para igualar las puntadas. Si tienes ganas de empezar con el Richelieu, pero el bordado con algodón te parece un poco complicado, puedes empezar a bordar una mantita de bebé con lana de tapicería.

    Richelieu bordado

    El bordado Richelieu se empezó a hacer en Francia en el siglo XVIII para imitar las maravillosas puntillas beige y blancas que se hacían por aquella época en Venecia. Se borda a punto de ojal y los dibujos acostumbran a ser flores. Se puede bordar una pieza en su totalidad, pero lo más común es hacerlo sólo en las orillas de manteles, servilletas y sábanas. Generalmente el bordado es del mismo color que el del tejido, y casi siempre se usan el algodón o el lino, ya que son materiales fáciles de trabajar y muy apropiados para la ropa de la casa.

    Bordados en richelieu

    Vuelve el bordado Richelieu.
    Clásico o contemporaneo se ha puesto otra vez de moda.
    Te ofrecemos un patrón para bordar a punto de ojal tres accesorios.
    Este bordado de 1930 reposa sobre un cesto campestre. En esa época se puso de moda lo rústico y se bordaban paños blancos o color crema con hilos de algodón de tonos frutales