Archivos para Cambiar un lavabo Categoría

    Como cambiar un lavabo

    Los grifos y el tubo del desagüe están unidos con plomo rojo y masilla: suelen estar bastante sucios en esta zona, utilice las arandelas de plástico, que son más modernas, o un sistema en «kit» para colocar los grifos.

    Vuelva a colocar el lavabo sobre las barras de fijación y/o del pie y conecte el tubo de entrada y el de salida. Entre el lavabo y el pie añada masilla para fijarlo mejor.

    Para modernizar la instalación, fije el pie (si es que tiene) en el suelo. En un piso de madera utilice los tornillos adecuados y arandelas flexibles para proteger al pie si el piso es de hormigón, agujeréelo con un berbiquí y coloque (as clavijas. Coloque después los tomillos de fijación con las arandelas flexibles como en el caso anterior.

    Es preferible cambiar la consola vieja. Solicite una base con pie, con entrada para grifería y para tubo de desagüe, elementos que habrá marcado en la nueva consola de lavabo.

    Con la ayuda del empotramiento podrá fijar sólidamente la consola a la pared. Verifique que está bien nivelada.

    Coloque el lavabo en su sitio. Fije la consola al tubo de alimentación y al sifón del desagüe. Como anteriormente, añada masilla de fontanería entre el lavabo y su pie.

    Cambiar un lavabo

    Utillaje. Llave, llave ajustable, berbiquí. Brocas y destornillador.
    Corte la entrada de agua de los grifos de agua fría y caliente. Si no se pudiesen ajustar los grifos, inmovilice la boya del depósito de agua fría y abra el grifo de agua fría para vaciar.
    Con la ayuda de una llave para lavabos, desatornille las tuercas manteniendo los tubos de entrada de agua fijos a los grifos. Le resultará bastante sencillo desenganchar los tubos, los cuales deberá sacudir un poco. De esta forma se asegurará de que no quede agua en su interior.
    Afloje la tuerca que fija el sifón con el tubo del desagüe del lavabo. Hay dos modelos de sifón: el tradicional, en forma de U, y el modelo en forma de botella, más moderno.
    También puede desenganchar el lavabo, aunque éste pesa bastante. Según la forma y la talla será más o menos difícil. Prepare un lugar donde dejarlo provisionalmente.
    Si el lavabo no sale será probablemente por ser un modelo moderno con un pie y dos patas de lijación detrás. Desatornille las tuercas para poder levantar el lavabo.
    Si intenta cambiar su viejo lavabo, no intente cambiar los grifos, tubos ni instalación en general. No es necesario. Desatornille las tuercas de fijación y limpie las piezas.