Archivos para Construcción de muebles Categoría

    Construir armario

    Ensamblar las piezas y chapar los laterales.
    • Mide y dibuja las ranuras para introducir las galletas de unión entre los tableros. Antes de encolar, ensambla las piezas en seco para asegurarte de que quedan alineadas y escuadradas. Vuelve a soltar el conjunto, aplica adhesivo y junta de nuevo las piezas. Presiona con sargentos, retira el exceso de cola y deja secar bajo presión 24 horas.
    • Lija la superficie de los laterales para asegurarte de que quedan al ras con los cantos de la encimera y el fondo. A continuación, aplica una capa uniforme y bien extendida de cola blanca sobre el lateral y pega encima un trozo de chapa de madera cortado 1 o 2 cm más grande que la superficie a cubrir. Repite el proceso con el otro lateral y coloca tableros, listones y sargentos (como puedes ver en el dibujo de la derecha) para hacer una prensa. • Dejar secar, quita los sargentos y retira el sobrante con lima y lija. Deja las aristas de la chapa al ras con los cantos, pero sin redondear. Pega cinta de cantear cortada a inglete a los cantos delanteros; ahora ya puedes lijar suavemente las aristas para redondearlas.
    Necesitarás
    Tablero de aglomerado chapado sin barnizar:
    • 4 tablas para la encimera y el fondo de 70 x 50 x 1,6 o 1,9 cm.
    • 4 laterales de 21,6 x 50 x 1,6 o 1,9 cm.
    • 2 chapas de madera (de la misma especie o lo más parecida posible) de 30 x 52 x 0,1 cm.
    • Galletas de ensamblaje, adhesivo de montaje resistente a la humedad, cola blanca o de contacto, lija de grano fino, dos o tres escuadras de hierro o acero resistentes, tacos y tornillos, tapaporos, disolvente y barniz de poliuretano incoloro satinado.
    Herramientas:
    • Escuadra, fresadora de ranuras, sargentos, tableros y listones (para la prensa de chapar), sierra de calar, lijadora orbital, cúter, lima y brocha plana de buena calidad, y taladro atornillador.
    Los remates finales:
    • Para montar el mueble a la pared, coloca tres escuadras de acero con tacos de expansión y tornillos. Atorníllalas al mueble por debajo de la encimera. Pega el lavabo a la encimera con silicona blanca, que puedes alisar pasando un dedo mojado en jabón líquido.
    • El acabado del mueble debe ser resistente para evitar que la humedad afecte al aglomerado. Aplica una mano de tapaporos rebajado al 50% con disolvente, deja secar y lija. Extiende tres manos de barniz de poliuretano satinado, lijando entre capa y capa.

    Construir un armario empotrado

    Hacer las piezas dobles encolando tableros.
    • Compra las piezas cortadas a la medida en un centro de bricolaje. Los tableros se repiten porque, para conseguir el grosor del mueble de la fotografía, necesitamos poner dos tableros por cada pieza: encimera, fondo y laterales. Si utilizas aglomerado chapado en madera (no melaminado), podrás barnizar tú mismo el mueble y el acabado será mucho más natural.
    • Utiliza un adhesivo de montaje al disolvente (resistente al agua) para hacer las uniones; así te evitarás problemas en el futuro y el mueble no se despegará. Une los tablones de dos en dos para hacer las piezas dobles, coloca sargentos y deja secar 24 horas; los cantos deben quedar perfectamente alineados. • Dibuja la hendidura para pasar los tubos del sifón y córtala con sierra de calar. Dependiendo de la altura del tubo, es posible que haya que cortar tanto la tabla superior como la inferior. La hendidura mide entre 8 y 10 cm de ancho, y su longitud depende de la que necesite el lavabo.

    Construir un armario

    Líneas rectas y acabado en madera.
    PARA ESPACIOS PEQUEÑOS.
    El modelo de mueble que aparece en la fotografía no puede ser más sencillo de construir, ni más económico. Se trata de un simple cajón sobre el cual se apoya el lavabo, y que va suspendido directamente de la pared con un sistema de escuadras colocadas por el interior del mueble; de esta manera pasan totalmente inadvertidas. • El resultado es discreto y muy elegante, y, además, permite disponer de espacio suplementario dentro del cajón para guardar los productos que más utilices.

    Armarios para baños

    Fijar las guías invisibles y el frente.
    • Para aprovechar al máximo el interior del armario, se colocan guías metálicas invisibles que, en lugar de fijarse a los laterales, se montan pegadas a la cara inferior interna del mismo. Así no se desperdician los 15 mm que se reservaron entre la hendidura y el canto inferior de las piezas delantera y laterales del cajón.
    • Coloca el cajón sobre las guías y sácalo e introdúcelo de nuevo varias veces, comprobando que se desliza sin presiones ni roces. • Después de atornillar el tirador al frente, incorpóralo al cajón. Para hacerlo, taladra cuatro agujeros pasantes de 4 mm de diámetro, uno en cada esquina del frente. Si no tienes quien te sujete las dos superficies mientras realizas los taladros, utiliza cinta de doble cara para sujetar temporalmente el frente sobre el cajón. Antes de taladrar y, aprovechando la sujeción de la cinta, introduce el cajón en el armario y comprueba que el frente esté perfectamente alineado. Saca el cajón, taladra, retira la cinta y atornilla.
    • Para terminar, sujeta el lavabo al armario con un cordón de silicona. Limpia el exceso de producto con un trapo húmedo o, mejor aún, con el dedo y jabón.
    • La melamina (tablero plastificado) es la mejor solución para muebles de baño y cocina. Resiste muy bien la humedad y se limpia sin problemas.
    • Si quieres construir el mueble con madera, utiliza una tropical o tratada para resistir la humedad. Tendrás que aplicar periódicamente un aceite especial para protegerla y nutrirla.

    Como hacer un cajon

    Construir el cajón.
    Si no has canteado las piezas cortadas a la medida, ahora es el momento.
    La base del cajón se une a las piezas laterales y a la delantera por medio de unas ranuras en las que va encajada. Las medidas de las ranuras son de 5 mm de profundidad por 4 mm de ancho, y deben practicarse en la cara interna de cada pieza, a 15 mm del canto inferior. Realízalas con una sierra circular de mesa o con una fresadora provista de una guía lateral y una fresa recta de 4 mm de diámetro. • Mide y marca alojamientos para los tacos de ensamblaje y corta las ranuras con la fresadora. Dos ranuras por superficie de unión serán suficientes. Ensambla las piezas en seco para comprobar que están perfectamente ajustadas y después encólalas. Es conveniente pegar por separado, por una parte, los laterales a la pieza delantera, y, por otra, la estructura que forma la hendidura trasera. • Una vez secas las dos partes, desliza la pieza del fondo por la ranura y une las dos mitades. Comprueba  „ su escuadra y déjalas secar sujetas con sargentos sobre una superficie plana. El fondo se fija al canto inferior de la trasera por medio de tornillos.

    Como construir un armario

    Fabricar y colgar la estructura exterior.
    • Adquiere las piezas cortadas a la medida y cantea todos los cantos vistos.
    • Mide, marca y realiza con la fresadora las ranuras para los tacos planos. Ten en cuenta que las piezas laterales se unen de diferente manera al fondo y a la tapa del armario: la tapa va colocada sobre los lados, mientras que la base va encajada entre ambos. Practica tres ranuras en el canto superior de cada una de las dos piezas laterales y otras tres en la parte inferior de su cara interna. A su vez, realiza tres ranuras en la cara inferior de la tapa y otras tres en los cantos de la base. Ensambla las piezas en seco para asegurarte.
    • Encola las cuatro piezas con cola de carpintero, comprueba su escuadra y deja secar 24 horas con sargentos. Una vez seca la estructura, lija sus cantos superiores hasta que queden perfectamente al ras con la superficie de la tapa.
    • Es el momento de revestir la tapa con la lámina plastif ¡cada. Aplica cola de contacto a toda la superficie de la tapa y a la cara inferior de la lámina, deja secar 15 minutos y, después, une las dos superficies presionando. Para garantizar la adhesión puedes recorrer toda la enci-mera golpeando suavemente un taco de madera con un martillo. Elimina el sobrante de la lámina con la fresadora, acoplándole una fresa recta, y redondea suavemente las aristas con lima de grano fino.
    • Una vez construido el armario hay que colocarlo en su ubicación definitiva. Fíjalo a la pared con cuatro escuadras de acero, tacos de expansión y tornillos, vigilando que esté perfectamente nivelado. Ten en cuenta que el borde superior del lavabo debe estar a unos 88 o 90 cm del suelo.
    Necesitaras:
    Para el armario: En aglomerado melaminado blanco (unos 11 €/m2, en Bricotodo):
    • 1 tapa de 65 x 40×1,6 cm.
    • 1 tablero para el fondo de 61,2×38,4×1,6 cm.
    • 2 laterales de 38,4 x 28 x 1,6 cm.
    • 1 frentre de 65 x 27,8×1,6 cm.
    • 1 lámina plastif icada (tipo Fórmica) de 66 x 41 cm. Para el cajón: En aglomerado melaminado:
    • 2 piezas laterales de 35 x 24x 1,6 cm.
    • 1 frente de 57,8 x 24 x 1,6 cm.
    • 2 piezas traseras de 24 x22,1 x1,6cm.
    • 2 piezas laterales de la hendidura interior de23 x 22×1,6cm.
    • 1 frente de la hendidura interior de 13 x 22 x 1,6 cm.
    • 1 base de 58,8 x 33,9 x 0,4 cm.
    Además:
    • 2 guías metálicas de 35 cm (el modelo Quadro V6 extracción total de Hettich puede servirte).
    • Cinta de cantear.
    • Cola blanca de carpintero.
    • Silicona.
    • Escuadras de acero, tacos de expansión y tornillos.
    • Cinta de doble cara. Herramientas:
    • Fresadora de ranuras, lima de grano fino, sargentos.

    Muebles para el lavabo

    CONSTRUCCIÓN DE MUEBLES.
    Muebles para el lavabo.
    Si quieres dar otro aire a tu cuarto de baño, o penes la suerte de estrenar casa y no te queda más remedio que amueblarlo, estás de enhorabuena: te presentamos tres soluciones de lo más decorativas.
    Encastrado y flotante.
    CON TOALLERO, CAJÓN Y REPISA  .
    • Parece mentira que, con lo poco que ocupa, de tanto de sí el mueble que te presentamos. Ni siquiera el sistema de guías que permite el desplazamiento del cajón roba un solo centímetro al conjunto. Realizado en aglomerado melaminado blanco, la lámina plastificada verde de la enumera se puede sustituir por otra de cualquier color o diseño, para adaptarla a la decoración de tu baño. El resultado es muy estético, es sencillo de hacer y sale muy económico. ¡Lo tiene todo!
    • Para mantener bien guardado y organizado todo aquello que necesites, sin que ocupe lugar en el baño.

   Siguiente→