Archivos para Hacer manualidades faciles Categoría

    Hacer un payaso para los niños

    Materiales.
    – Telas.
    – Cordón de goma.
    – fieltro de distintos colores.
    – Pelota.
    – Lana.
    – Tazones o compás.
    – Rotulador.
    – Tijeras.
    – Hilo.
    – Algodón.

    El primer paso consiste en hacer redondeles en telas de distintos estampados y colores. Serán de dos tamaños: uno para el cuerpo (un poco más grandes) y otro para las piernas y brazos (más pequeños). Los haremos con un compás o, si resulta más sencillo, con un tazón o vaso y un marcador de fibra, pues si la tela es de colores puede que las marcas de un lápiz no se vean.
    Una vez que hayamos trazado los círculos los recortamos. Luego, pasamos un hilván por el filo y tiramos del hilo. La tela se encogerá y quedarán de la forma en que irán formando parte del cuerpo.
    listos se van poniendo en un lado y en otro los de las piernas y brazos. Las distintas telas pueden colocarse aleatoriamente o con un orden previo, según queramos. Hay que tener en cuenta que aunque los círculos de piernas y brazos son iguales, en las piernas debemos poner algunos más que en los brazos.

    A continuación se enhebra el cordón de goma en una aguja de lana que tenga el ojo grande, para que permita abrir el paso. Con los redondeles que tenemos preparados formaremos una columna uniéndolos por el centro.
    Hacemos primero el cuerpo, con los redondeles más grandes. Luego ponemos los de un brazo y hacemos un nudo al acabar. Cortamos el cordón. Tomamos la otra punta, donde empezamos el cuerpo, y ponemos en ese mismo cordón los círculos que formarán una pierna. Después se corta y se hace un nudo para que no se deshaga.
    Enhebramos el cordón otra vez y lo unimos al cordón en la parte que hemos unido el otro brazo con el cuerpo y repetimos la misma operación con la otra pierna.
    El cuerpo entero ya está listo. Ahora comenzamos con los complementos.
    Se hace una plantilla o molde en cartulina con la forma de las manos. Se pone encima del fieltro, se recorta, se cosen y se rellena con un poco de algodón. Una vez hechas se unen a los brazos. Lo mismo que hemos hecho con las manos, se hace con los pies. Se le puede dar forma de bola o zapato.

    Ahora comenzamos con la cabeza del payaso. En una pelota blanca de plástico (o de otro color o material) que tenga un tamaño acorde con el resto del cuerpo, le pegamos las distintas partes de la cara. Las hacemos al modo de las manos y pies, con plantillas de papel sobre fieltro de colores.
    Una vez que todo está pegado se pasa el cordón de goma con la aguja por el medio de la bola.
    Con fieltro rojo o de un color llamativo hacemos el gorro para el payaso. Tendrá forma de cucurucho. Para hacerlo deberemos tener en cuenta el tamaño de la pelota. Debemos medirla por el centro y hacer el gorro según la medida de la circunferencia. Ya sólo queda un detalle, el pelo del muñeco. Para hacerlo medimos la parte posterior de la cabeza del payaso y cortamos un trozo de cinta de esa medida. Le pegamos unos trozos de lana para simular el pelo, con hebras más o menos largas. Pegamos el pelo a la cabeza y como paso final colocamos el gorro, que atravesaremos también con la aguja y el cordón.

    Para hacer un sello tallado

    Los motivos grandes y llamativos para adornar trabajos de arcilla pueden tallarse directamente sobre tacos de escayola.
    Se necesita:
    Vaso de papel.
    Escayola.
    Cuchillo viejo o navaja para tallar madera.
    • Mezclar la escayola y verterla en el vaso de papel.
    Es buena idea hacer varios tacos al mismo tiempo para experimentar con diferentes diseños, que pueden ser tanto de líneas finas y delicadas como de formas llamativas o abultadas.
    • Dejar reposar hasta que esté ligeramente endurecida y seguidamente rajar el papel.
    • Dibujar un boceto del motivo sobre el extremo más pequeño del taco de escayola con un lápiz o un alfiler.
    Como el material resulta mucho más difícil de trabajar cuando está endurecido por completo, se aconseja hacer inmediatamente el grueso de la labor de talla.
    • Dejar que endurezca el taco durante algunas horas o toda la noche. Rematar los detalles más menudos y limpiar el diseño cuando la escayola esté bien dura.
    • Durante la labor de talla, conviene probar el sello de vez en cuando sobre una placa de arcilla húmeda, hasta lograr el efecto que más agrade.

    Talla y vaciado en escayola

    La escayola admite ser vaciada para la realización de placas decorativas. Los dos proyectos de este capítulo, uno muy sencillo y rápido de hacer y otro más complicado, dan idea del gran número de sus aplicaciones.
    Sellos de escayola.
    Como la arcilla húmeda no se adhiere a la escayola solidificada, los diseños o insignias en relieve hechos de este último material pueden utilizarse para grabar diferentes motivos sobre superficies de arcilla. Esta tiene que estar todavía húmeda para que la impresión resulte nítida.
    • Modelar la arcilla o plastelina hasta darle forma cuadrada y. con ayuda del cuchillo o espátula de modelado, grabar una inicial o un diseño sencillo que sirva como anagrama para la firma de los propios cacharros de arcilla. Elegir, por ejemplo, un pájaro estilizado, unaflordecinco pétalosounaestrella.
    • Si se desea que el motivo sea solamente el anagrama elegido, es suficiente tallar directamente éste sobre la superficie del material modelado. Por el contrario, si se prefiere rodearlo de un pequeño marco, tallar primero una forma adecuada y hacer sobre ella el anagrama en un plano más profundo.
    • Encerrar el diseño terminado en un tubo de papel y presionar fuertemente el extremo de éste contra la arcilla o plastelina de manera que no deje escapar la escayola líquida cuando se vierta encima.
    • Mezclar la escayola y echarla con cuidado dentro del tubo de papel hasta la altura que se desee.
    • Dejar secar completamente, a ser posible durante toda una noche.
    • Sacar la arcilla o plastelina del extremo del tubo y rasgar el papel: el sello de escayola está listo para su uso.
    Entre los objetos adecuados para obtener originales impresiones destacan los botones en relieve, las sortijas de sello, los broches y las insignias. Los sellos con ellos realizados suelen tener un diseño delicado y sirven para imprimir detalles menudos y regulares alrededor de la boca de una maceta o en el borde de un azulejo pequeño.
    1. Tallar el motivo directamente para una tirma sencilla o hacerlo en un plano profundo para adornarla con un marquito.
    2. Encerrar el motivo tallado en un tubo de papel que comprima fuertemente la arcilla.
    3. Mezclar una pequeña cantidad de escayola hasta lograr la consistencia adecuada y verterla con cuidado en el tubo de papel hasta la altura deseada.
    4. Abajo: con objetos adecuados se pueden hacer bonitos sellos para decorar cacharros de arcilla.

    Huevos de pascuas para decorar

    A las finas hierbas.
    Pinta un huevo vaciado con esmalte de uñas y déjalo secar doce horas. Con un pincel fino aplica un poco de cola transparente sobre tu hierba preferida y, con cuidado, la colocas encima del huevo. Para separar las ramitas puedes ayudarte con una aguja fina.

    Ideas para decorar huevos de pascuas

    A topos.
    Pega topos de papel de colores a un huevo vaciado. Pinta encima con pintura acrílica. Déjalo secar. Con ayuda de una aguja rasca la pintura del topo. Puedes usar letras o cualquier otro motivo, e incluso adhesivos de pequeño tamaño, aunque no sea tan creativo. Los topos y adhesivos los venden en las papelerías.

    Pintando huevos de pascua artesanales

    Pintando huevos de pascuas a flores.
    Pinta la superficie del huevo con esmalte. Dale varias capas, dejando secar completamente entre capa y capa. Dibuja a lápiz una flor o el motivo que quieras y con una cuchilla fina vas vaciando las capas de pintura hasta que llegues a la cascara del huevo. Es mejor usar una pintura en tonos oscuros, de esta forma conseguirás que resalte el fondo.

    Pintar huevos de pascua artesanales

    Teñidos.
    Usa unas hojas de yedra como patrón, Márcalas a lápiz sobre un adhesivo, recórtalas y pégalas sobre un huevo vacío. Corta un trozo de media de nylon y cubre el huevo. Haz un nudo para poder sostenerlo. En un recipiente preparas el tinte y sumerges el huevo. Deja secar unos minutos, quita la media y lo dejas hasta que esté completamente seco. Pela las hojas que habías pegado y adorna el huevo con un lazo.

    Manualidades de pascua para niños

    Huevos de yeso en un nido de espigas.
    Materiales:
    • Huevos vacíos.
    • Plastilina.
    • Una caja de huevos.
    • Una caja vacía de helado 0 un bol viejo.
    • Un cuchillo afilado o un cutter.
    • Pintura acrílica.
    1. Cierra uno de los agujeros de los huevos vaciados con plastilina. Coloca los huevos en la caja, de manera que la parte agujereada quede hacia arriba.
    2. Llena el bol viejo o la caja vacía de helado con agua, luego pones el yeso. Mézclalo y cuando tenga la consistencia de una crema líquida, llena los huevos. Déjalo reposar toda la noche y luego pelas los huevos.
    3. Con el cutter o un cuchillo bien afilado grabas los huevos.
    4. Pinta la superficie con pintura acrílica procurando no pintar la parte grabada. Si cayeran algunas gotas, puedes volver a grabar encima para que desaparezcan. Para hacer el nido corta los troncos de las espigas unos 5 cm. Llena un cestito con las espigas. Empieza por arriba y las vas pegando a medida que las colocas.

    Manualidades de pascua de resurreccion

    Huevos de mosaico en un nido de plumas.
    Materiales:
    • Huevos vacíos.
    • Cascaras de huevo, rotas.
    • Pegamento trasparente.
    • Pintura acrílica.
    • Lechada de baldosas.
    • Cera o barniz trasparente.
    1. Cubre el huevo vacio con trocitos de cascara.
    2. Píntalo con pintura acrílica y déjalo secar.
    3. Mezcla el polvo blanco de la lechada de baldosas con agua y lo vas poniendo en los agujeros que dejan las cascaras. Antes de que acabe de secar, debes limpiar con un trapo húmedo todo lo que sobre porque, una vez seco, ya no podrías hacerlo con facilidad. Ahora sí, déjalo secar por completo.
    4. Barniza los huevos o aplícales cera. Para hacer el nido llenas un cesto redondo con plumas de faisán (son las más bonitas para esto, pero también puedes utilizar las de otras aves), procurando insertar las bases de las plumas en el mimbre para que queden sujetas.

    Manualidades para el dia de pascua

    3 huevos de madera en un nido de ramitas.
    Materiales:
    • 3 huevos de madera.
    • Lápiz.
    • Pegamento trasparente.
    • Una aguja vieja de hacer media o un alambre.
    • La llama del gas.
    • Cera.
    1. Dibuja a lápiz el diseño que quieras encima del huevo.
    2. Calienta la punta de la aguja al rojo en la llama de gas y sigue las líneas que has dibujado anteriormente a lápiz, pero esta vez no hagas una línea seguida sino que has de hacerlo a puntitos. Tendrás que calentar la aguja o el alambre varias veces para poder completar el dibujo. Si tienes dos puedes dejar una al fuego mientras utilizas la otra para dibujar.
    3. Cuando termines, borra las marcas de lápiz y le das cera. Para hacer el nido, atas varias ramitas de unos 18 cm en grupos de tres, y lo colocas en un cestito.

←Anterior