Archivos para Instalacion electrica domiciliaria Categoría

    Instalacion de llave diferencial

    Y por último, la llave diferencial o “salvavidas”. Imaginemos: por el cable vivo entra una cantidad de corriente, circula por filamentos, motores, resistencias, etc. y la misma cantidad que entró sale por el cable neutro, como si fuera una manguera con agua que movió cosas con la fuerza de su caudal y vuelve a salir por la otra punta.
    Si alguna vez tocamos en un lugar que no debíamos y la corriente nos da un golpecito (“patada”) es como si se hubiera pinchado la manguera y el agua no llega a la salida con todo su caudal. Esa diferencia que se produce al escapar la corriente a través de nuestro cuerpo, es acusada a la salida por el cable neutro y la llave diferencial corta el suministro de electricidad inmediatamente. Gracias a ella no ha pasado de un susto.

    Llaves térmicas en la instalacion electrica

    Las llaves térmicas “saltan” cuando en algún punto de la línea hay sobrecarga (muchos aparatos en funcionamiento, consumiendo por encima de un amperaje determinado), pero no-“saltan” cuando hay recalentamiento por fugas (causa de incendios). En el caso de tener caja de fusibles, para que no se “vuelen” se le pone un alambre más grueso y se comete un error tremendo. Basta preguntarle a los bomberos. ¡Mucho cuidado!

    Elementos necesarios para una instalacion electrica

    Una jabalina metálica, con abrazadera, tres metros de caño de chapa o PVC de 1/2″ (también puede ser espagueti plástico) y los metros necesarios de cable unipolar de 2,5 mm-2.(mínimo exigido), para llegar a todas las bocas (cajas de conexión y terminales de la casa.)
    También será necesaria una pequeña caja de inspección.
    Se pelarán unos centímetros de la punta y se atornillará con fuerza a la jabalina. De la caja de inspección para acceder al cabezal, como está indicado, convendrá llevar los primeros metros del cable entubado en el caño para protegerlo de tironeos o cortes accidentales.
    Ahora es el momento de sujetar con grapas el caño a la pared y llevar el cable hasta el tablero donde se encuentran las llaves térmicas y la diferencial. (O en su defecto, la llave interruptora y los fusibles). Una vez dentro de la casa el cable de masa a tierra continuará el recorrido de los otros dos: vivo y neutro debiendo llegar a todas las bocas sobre todo a las que tienen enchufes.

    Para pasar el cable, corte la corriente y utilizando la cinta pasacables avance por tramos, siguiendo el sentido de la red, de caja en caja de conexión, hasta llegar al final. Se recomienda que el conductor no sea cortado. Luego habrá que hacer los empalmes para las bajadas y por último conectar el cable a los nuevos enchufes. Recuerde: la pata del centro es para el cable de tierra que está por estrenar. En algunos tomas viene marcado con la letra T o el símbolo ¿ que significa masa.
    Tenga presente que no es difícil pero necesita ser cuidadoso. Nunca se debe tironear de la cinta para que el cable pase. Por el interior del caño van como mínimo los dos cables de alimentación y por lo general queda espacio holgado para un tercero. Si la cinta se traba, vuelva para atrás e intente nuevamente hasta que encuentre un camino suave. De la misma forma debe pasar el cable, sin tironeo ni trabazones. En estos casos se corre el riesgo de dañar la instalación.

    Si los cables que tiene son de los antiguos, de alambre único forrado en goma y tela es casi seguro que tendrá que cambiarlos. Pueden estar manidos, gomosos y a veces, pegoteados. El cortocicuito o las fugas se pueden producir en cualquier momento.
    Dos palabras para explicar las ventajas de tener la instalación con el tercer cable. Si las máquinas, las herramientas y los artefactos del hogar están enchufados a los tres cables, toda vez que haya un inconveniente eléctrico en ese aparato, la corriente que no circula por donde tiene que ir, escapará por el cable hasta la jabalina y se perderá en la tierra. Piense antes de tener instalado y conectado ese cable, la jabalina era Ud. Era el camino más fácil que tenía la corriente para descargarse. Y para terminar, si Ud. hizo el trabajo, consulte con un electricista para su seguridad. Si la resistencia es próxima a 0 Ohmio el trabajo está perfecto y quédese tranquilo que la corriente elegirá el cable antes que a Ud.

    Cómo instalar nuevos enchufes

    Si compra edificio nuevo, de construcción reciente, debe exigir que la instalación eléctrica incluya en todos los enchufes, la tercer pata. (Y que esté conectada). Esto es obligatorio.
    En el caso de vivir en un departamento es la comunidad de propietarios la que debe decidir la instalación del cable de puesta a tierra. Para el supuesto de ser responsable directo de la vivienda, uno mismo puede encarar el trabajo.
    Como siempre, recomendamos que sea un profesional matriculado el que lo haga o asesore. Será él quien expida el certificado correspondiente.
    En un rincón exterior, próximo a la acometida de la línea eléctrica o junto al pilar de entrada, se comienza a cavar un pozo como para plantar un poste. Se introduce, la jabalina y a fuerza de algunos golpes se la clava hasta que quede unos centímetros por debajo del nivel del suelo. Hay quien ponía sal gruesa y carbonilla antes de tapar el pozo para establecer mayor conductividad entre el metal y el terreno. Con la humedad que caracteriza a nuestra tierra esa medida es innecesaria.

    Instalacion interruptor

    INTERRUPTOR Y EMPALME.
    1. Dentro de la caja se introducen los cables que proceden del contador y se preparan los agujeros que tengan que utilizarse para los conductores que parten del cuadro.
    2. El interruptor automático se coloca sobre el accesorio que hay dentro de la caja. De esta manera se podrá operar con el interruptor ya montado.
    3. Los conductores que alimentan la instalación interior se introducen en la caja para empalmarlos al interruptor.
    4. Los cables se desnudan en sus extremos mediante tijeras de electricista o empleando unas pinzas especiales para desnudar cables.
    5. En el borne existente en la caja se empalma el cable de tierra, conectándolo al mismo tiempo con los otros conductores de tierra de la instalación.
    6. Los conductores de lase y neutro procedentes del contador o que parten del interruptor se insertan y atornillan en los respectivos bornes.
    7. Conviene que la caja empleada como cuadro pueda quedar cerrada. Se dejan espacios libres para ulteriores instalaciones.
    8. Después de haber empalmado los cables con los bornes del contador, se acciona el interruptor, con lo que se proporciona tensión al circuito interior de la vivienda.

    Instalacion interruptor electrico

    Conexión con la instalación.
    En la parte opuesta del interruptor hay unos bornes a los que se empalman, respetando fase con laso, tocios los conductores que, partiendo del cuadro, alimentan la instalación eléctrica de la vivienda.
    ■ Después del montaje del interruptor y de los conductores de la instalación, se podrán conectar los cables que procedan de ésta a los bornes del contador, habiendo desempalmado previamente el interruptor limitador conectado con él. A partir de este momento, restablecidos los contactos, el interruptor ya está bajo tensión. La interrupción actúa sobre todos los conductores y no sólo en el de fase.
    ■ Dentro de la caja, en un accesorio apropiado o en el borne que le corresponda, se empalma el cable de tierra procedente de la instalación. El conductor tiene que estar siempre «a punto», es decir, siempre empalmado.
    ■ A partir de ahora, cada vez que se tenga que llevar a cabo una intervención en la instalación eléctrica, se actuará sobre el interruptor general para cortar la corriente y evitar accidentes.

    Montar un interruptor

    Instalación.
    Para el montaje del interruptor se puede recurrir a cajas para ir empotradas o sobrepuestas, según convenga. Lo más interesante es emplear estructuras modulares que ofrecen muchas combinaciones posibles y permiten alojar en el interior de la caja, gracias a determinados elementos, distintas clases de accesorios electromecánicos, como, por ejemplo, interruptores, derivaciones, relés, etc.
    ■ Existen cajas de dimensiones normalizadas ya preparadas para la inserción de diferentes aparatos de mando. Es conveniente adquirir y montar siempre una que permita la introducción de posibles ampliaciones, ya que las exigencias de una vivienda suelen ir siempre en aumento.
    ■ Para montar el interruptor es necesario, en primer lugar, que la caja se lije en la pared mediante tacos de expansión, realizando, por tanto, los oportunos agujeros.
    ■ Cuando se vaya a montar el interruptor, conviene asegurarse de que los cables procedentes del contador estén separados de sus bornes. Estos se empalman al interruptor, haciéndolos pasar por el correspondiente agujero, sólo una vez hecha la instalación.
    ■ Los conductores pueden estar empotrados dentro de una roza en la pared, superpuestos directamente o en una moldura superpuesta a la pared.
    ■ El interruptor se monta sobre un accesorio binario metálico, que suele hallarse en el interior de la caja prefabricada. En él se empalmarán los conductores de fase (marrón) y neutro (azul) en los correspondientes bornes.

    Funcionamiento contador electrico

    Esquema de funcionamiento de un contador:
    Un rotor, situado entre el electroimán de tensión y el de Huido, hace girar el disco con la marca periférica que se ve a través de la ventanilla. El juego de tornillo sin Un del rotor hace girar a su vez la corona dentada del engranaje que, convenientemente demultiplicado, hace girar las saetas o los cilindros del totalizador digital que indican el consumo registrado.

    Contador energia electrica

    Nota importante. Cuando el aparato que se quiere examinar se halla provisto de un termostato (como ocurre en una plancha, una estufa, un termo calefactor, etc.), es importante hacer por manera que este dispositivo no intervenga durante la prueba. Para ello, se deberá situar en su valor máximo, y emplear el mínimo de tiempo que sea posible para efectuar la cuenta de
    las revoluciones; por ejemplo, medio minuto.
    ■ De todos modos, y salvo que se quieran hacer estas comprobaciones para casos especiales, basta tener en cuenta las informaciones contenidas en las placas o etiquetas de características que llevan incorporadas casi todos los aparatos eléctricos, desde las bombillas hasta las lavadoras de programas complejos, pasando por planchas, estufas, ventiladores, radios, televisores y la mayoría de los electrodomésticos comunes en el hogar.
    ■ Los datos contenidos en las placas de características son una buena base indicativa a la hora de contar la potencia necesaria para utilizar los aparatos de que se dispone. En caso de duda se podrá proceder a la comprobación que se ha explicado anteriormente. Un motivo pudiera ser conocer la potencia de un aparato que, por los motivos que sean, carece o ha perdido la etiqueta de características.

    Contador electronico

    El contador.
    El contador es un instrumento que, tal como indica su nombre, sirve para registrar y sumar la energía consumida en la vivienda. El registro de dicho consumo es constante, es decir, que consultando el dispositivo totalizador (ya sea por círculos decimales o por lectura directa digital) se puede tener siempre información sobre el consumo efectuado en el intervalo entre dos lecturas.
    ■ Pero el contador, además de la lectura de la energía consumida, permite también medir la potencia absorbida por un solo aparato. La mayoría de los contadores tienen una ventanilla situada debajo del dispositivo de lectura donde se ve girar un disco que tiene un punto de su  periferia marcado en rojo. Este disco tie-ne una velocidad directamente propor-cionai a la corriente consumida en cada momento por los aparatos que están en servicio. Si se pone en funcionamiento un único aparato y se cuenta las veces que pasa la marca en una unidad de tiempo determinada, se podra medir la velocidad del disco. Esta velocidad permite, tal como se explica a continuación, calcular el consumo del aparato en cuestión.
    ■ En el contador se hallan inscritos unos datos que son muy importantes para el consumidor. Entre ellos está un valor n en rev/kWh. Ello significa que un número n de giros corresponde a un kilovatio por hora. Según el tipo de contadores el número de giros puede variar, siendo lo más corriente, para contadores de uso doméstico de 10 a 40 A (amperios), valores de n de 200 a 500 rev/kWh. Como sea que 1 kWh equivale a 1.000 Wh (vatios-hora), un giro del disco corresponderá a un consumo de 1.000/n Wh. Si el contador de que disponemos indica 400 rev/ kWh, quiere decir que a cada giro del disco corresponde un consumo de 1.000/ 400 = 2,5 Wh. Por tanto, si se cuenta los giros efectuados durante un minuto y los multiplicamos por 60 se obtendrá el consumo horario en Wh, es decir, en vatios por hora. Si, por ejemplo, las revoluciones que efectúa el disco en un minuto cuando enchufamos una estufa son 15, se obtiene: 15 x 60 x 2,5 = 2.250, esto es, 2,25 kWh, valor que corresponde al consumo de la estufa en cuestión.
    ■ Resulta algo más difícil medir con toda seguridad la potencia de aparatos provis-
    tos de motores y de resistencias que se hallan inscritas en el equipo programado de ciertos aparatos, como lavadoras, lava-vajillas, etc. No obstante, si se llevan a cabo dos lecturas sucesivas en el contador, será posible conocer el consumo que
    han realizado durante un ciclo completo. Es indispensable, sin embargo, hacer esta operación después de haber desconectado cualquier otro aparato de consumo que exista en la instalación.

←Anterior