Archivos para MOQUETAS ACTUALES Categoría

    Ventajas de las moquetas

    Las ventajas que presentan las actuales moquetas son diversas:

    Proporcionan amortiguación de ruidos. Cualidad muy estimable en las viviendas donde existe un gran bullicio. La absorción de ruidos puede llegar a ser de un 15 a un 20 %, según el espesor de los pelos, los cuales retienen una densa capa de aire, que hace los efectos de cojín amortiguador. Por esa misma razón, las moquetas constituyen el revestimiento ideal de un pavimento, en una habitación o local destinados a audición musical, en los que los sonidos quedan absorbidos y no se reflejan, como cuando se dirigen contra una superficie lisa.

    Facilitan la climatización. Debido al aire retenido en su vellosidad, actúan a manera de aislante térmico, tanto para el frío como para el calor. Esto ha dado lugar a la permanencia de las moquetas durante todo el año como pavimento, especialmente en aquellas casas que disponen de climatización apropiada, natural o artificial.

    3.° Son muy resistentes al desgaste, y especialmente a la pisada de los tacones de aguja.

    LAS MOQUETAS ACTUALES

    La antigua designación de moqueta, referida a un tejido espeso de lana para recubrimiento de suelo, ha cobrado un sentido más amplio: mediante este nombre se indica ahora cualquier recubrimiento de suelo, más o menos afelpado y peludo que, recordando la calidad de las alfombras, pueda ser o no elaborado mediante tejido mecánico.
    Las moquetas de hoy pueden ofrecerse en tiras continuas, o en forma de baldosas ya recortadas según determinadas medidas, generalmente suelen estar provistas de un tratamiento o recubrimiento en su envés (es decir la parte opuesta al haz ave-Ilutado y peludo) que impide la filtración del polvo al suelo y que por lo tanto se pueda absorber por los aspiradores.
    Tenga en cuenta, antes de nada, que la moqueta no suele ser un verdadero pavimento, sino que se reviste sobre el pavimento ya existente. Los materiales de que están hechas las moquetas son muy diversos y no exclusivamente de lana, y en este último, caso, han sufrido tratamiento previo antipolilla que garantiza su conservación, en el caso de quererlas guardar sin utilizarlas, durante la temporada calurosa.