Archivos para Moquetas punzonadas Categoría

    Moquetas flocadas

    En este caso las fibras se proyectan verticalmente por un procedimiento electrostático, sobre un soporte provisto de una capa de adhesivo. Este soporte puede ser una tela de yute o un papel resistente. En uno y otro caso el soporte puede estar provisto o no de una capa de espuma de látex natural o sintético, que le confiere suavidad a la pisada. Esta capa de espuma constituye un excelente aislante, tanto térmico como acústico.
    Estas moquetas se pueden encolar directamente sobre cualquier tipo de suelo, usando para ello una cola apropiada (a base de caucho natural o sintético, colas isoprénicas y neoprénicas).
    Las moquetas flocadas, con o sin posterior capa de látex, pueden emplearse también como revestimientos de pared o techos. Generalmente las moquetas empleadas para el suelo son de fibra más larga que las que se utilizan para paredes o techos.

    Debido a las fabricaciones de moquetas en grandes anchos es posible proceder al recubrimiento de una gran mayoría de habitaciones corrientes sin tener que añadir aquéllas.

    Con su uso se logra un magnífico elemento de absorción acústico para cuartos o salas de música.

    Moquetas agujeteadas sobre un tejido de soporte

    En este caso, en lugar de hilos punzonados uno a uno, se hace penetrar una capa o mantel de fibras a través de un tejido de soporte, mediante una serie de agujas provistas de ganchos que arrastran consigo las fibras a través del tejido (generalmente de fibras vegetales). Las hebras que se entretejen suelen ser sintéticas. El envés también se refuerza con un producto gomoso (generalmente plástico). De este modo se obtienen unas moquetas de aspecto afiebrado, en las que el polvo no puede atravesar el soporte continuo constituido por la capa de resina sintética.
    Esta moqueta tiene la ventaja de que las juntas de unión pasan casi completamente desapercibidas, por cuyo motivo una forma de presentarlas es recortadas en forma de cuadros o rectángulos, cosa que facilita en gran manera la colocación para un aficionado y la sustitución de una losa por otra, en caso de deterioro.

    Moquetas punzonadas sobre un tejido soporte

    A diferencia de las anteriores, en que el tejido se va produciendo a medida que se avanza, estas moquetas se confeccionan por punzonado de hebras o hilos, más o menos retorcidos, sobre un tejido (generalmente, de tela de yute o de cáñamo).
    Cada punzonada da lugar a un bucle simplemente pasado, sin ninguna clase de lazo o nudo que lo retenga al soporte. Para retener estos bucles, se recubre el envés con un producto gomoso a base de látex natural o sintético, que al mismo tiempo que retiene los bucles, da lugar a una superficie continua e impermeable. Gracias a esta capa continua, la moqueta se puede recortar perfectamente, sin peligro de que se deshilache, y al mismo tiempo dicha capa constituye una buena base para encolar el envés de la moqueta directamente sobre cualquier suelo. Esto no es posible con las moquetas tejidas, excepto si se guarnecen con un soporte o arpillera complementarios.
    Las moquetas punzonadas pueden dejarse con los bucles enteros (moquetas de bucle), o bien recortar dichos bucles, de modo que formen tufos o penachos (moquetas taft; taft, es la pronunciación española de la palabra inglesa tuft, equivalente a tufo o penacho).