Archivos para paneles Categoría

    Pasos para fijar paneles de yeso en el techo

    A continuación se fija un listón cerca del techo. Para compensar las diferencias de nivel se introducen cuñas, si es necesario, debajo del listón.
    Se comprueba si los dos listones se hallan dentro de un mismo plano vertical (si se desea revestir un techo debe hacerse antes que en la pared).
    Se colocan los listones verticales en el emplazamiento previsto, empleando cuñas para que la superficie exterior del armazón quede plana.
    Se comprueba el aplomado de cada listón antes de pasar al siguiente. Estas verificaciones suelen realizarse sirviéndose de un listón recto.
    Antes de proceder a la colocación de los paneles es indispensable asegurarse de que el armazón entero ha quedado perfectamente plano.
    Los trozos de poca anchura de los paneles procedentes de recortes servirán para recubrir las ventanas. Se fijan antes que el panel de la superficie.
    Se procede a fijar los paneles sobre el armazón realizando los recortes que sean necesarios a medida que se van encontrando los obstáculos.
    Se emplea un panel entero para cubrir un recorte en un ángulo entrante. El recorte quedará disimulado cuando se dé el aparejo de acabado.
    Se recortan los paneles con ayuda de un serrucho de dientes finos. Se ataca el material sobre la cara interna y luego se pulen las rebabas.
    Se marca la posición de los travesanos y de las viguetas de manera que los paneles puedan clavarse correctamente en su sitio.
    Si se trata de cubrir un techo operación previa ai revestimiento de una pared resultará muy práctico disponer de un pequeño andamio.
    Es necesario añadir travesanos, colocándolos entre las viguetas, para que el panel quede retenido de esta manera en toda su longitud.
    Se preverán unos travesanos suplementarios para insta/aciones eléctricas. En este momento se habrán tendido ya los hilos de la instalación.
    Se presenta el primer panel en un ángulo de la pieza, con la cara buena habla abajo y perpendicularmente respecto a las viguetas.
    Se usan 5 clavos galvanizados de 60 mm para cada panel separados 150 mm entre sí. Se clava el primero en el centro del panel y los otros en los lados.
    El panel siguiente se coloca al lado del precedente. Se puede emplear un recorte para lograr de esta manera que los paneles queden desfasados.

    Como fijar paneles de yeso

    Fijación de los paneles.
    Si se ha previsto fijar los paneles de acuerdo con el sistema tradicional, es decir, verticalmente, su longitud debe rebasar bastante la altura de la pieza a revestir. De este modo se evitarán pérdidas, pues los paneles casi iguales a la altura de la pared, cuando se ajustan en medida dan siempre trozos inaprovechables. En cambio, los trozos grandes obtenidos a partir de paneles grandes se podrán aprovechar para trabajos de acabado e incluso para empalmarlos entre sí para constituir un tramo vertical. Se rectifica el panel siempre por debajo, recortando unos 25 mm de la distancia que represente la altura del techo. Este espacio quedará tapado luego por el zócalo. Para recortar los paneles se emplea un serrucho de dientes finos o bien un cútter. Bastará trazar una línea de corte sobre la cara del panel y luego romperlo aplicándole un golpe seco apoyándose sobre un canto recto. A continuación se gira para recortar el papel, si lo tiene en el dorso. Seguidamente, con ayuda de un pinzón y de un serrucho de punta, se realizarán aberturas interiores en el panel para dar paso a interruptores, enchufes y otros cuerpos salientes. Se retoca el borde del papel recortado con papel de lija.
    Se coloca el primer panel la cara amarillenta hacia el exterior en un ángulo de la pieza, tomando las precauciones normales. Se apoyará sobre un taco el panel mientras se coloca sobre el armazón. El panel debe apoyarse uniformemente sobre el armazón y no tener holgura. La ayuda de otra persona será evidentemente muy oportuna para realizar con las máximas garantías esta presentación.
    Para fijar los paneles se emplean clavos galvanizados de 30 ó 40 mm, separados entre sí unos 150 mm y respetando una distancia mínima de 12 mm respecto al borde. Se hinca el primer clavo en medio de la longitud y se sigue luego hacia arriba y abajo. Se botan las cabezas todo lo posible, pero sin romper la hoja de panel.
    Para esta operación concreta existe un martillo especial cuya cabeza redondeada permite botar sin deteriorar el papel. Por otra parte, el impacto de esta clase de martillo deja una señal regular que luego se podrá recubrir fácilmente con el yeso del aparejo o bien con la capa selladora que servirá para tapar los clavos en el acabado. Siempre que se utilice con precaución, un martillo de bola puede desempeñar también esta misma función.
    Se continúa de esta manera hasta que se encuentre un marco de puerta o ventana o cualquier otro obstáculo que obligue a tener que recortar el panel. Si se han tomado las precauciones necesarias, seguramente se podrá arreglar de modo que el borde no recortado del panel se encuentre con un nuevo panel para la ventana (fig). Pero difícilmente se evitará una operación de rectificación, aunque solamente sea para revestir la parte inferior de la ventana.
    El panel de yeso utilizado para el marco de la ventana que podrá obtenerse a partir de recortes cumplirá la función de enrasar la superficie exterior del armazón de soporte de tal manera que el reborde superficial llegue a cubrirlo (fig).
    Si se procede a los ajustes directamente a partir de los elementos ya colocados, el trabajo será más fácil. Se realiza el recuadrado del marco de los vanos antes de recortar los paneles que se tengan que fijar sobre ellos. En el curso de los trabajos de remate, las juntas se recubrirán con tiras de calicó o gasa y se impregnarán con yeso antes de pasar a la decoración final. En un próximo artículo se hablará más detalladamente de este punto.

    Placas de yeso laminado

    ¿Yeso laminado o ladrillo tradicional?
    La técnica del albañil (ladrillos de yesería, etc.) no siempre es válida para reformas porque los materiales utilizados suponen una sobrecarga de entre 50 y 100 kg/m2 (las paredes ligeras no sobrepasan los 30 kg/m2), lo que puede ocasionar un problema sobre el suelo de un piso. Además, se debe tener en cuenta que su puesta en pie no ofrece un aislamiento acústico o térmico por sí mismo; habitualmente, si se trabaja con ladrillo, para aislar es necesario levantar una segunda pared, menos gruesa entremedias de la una y la otra, o utilizar un aislante. Esto, si bien resulta muy eficaz y duradero, roba más espacio a la habitación y multiplica el trabajo, por lo que, para un aficionado al bricolaje que no disponga de mucho tiempo, tal vez no sea la mejor opción.

    Paneles de yeso

    Cuánto cuesta:
    Paneles de yeso laminado:
    • Básico: Entre 12 y 18,71 €(2,5 m x 1,20 m y 13 o 15 mm de espesor).
    • Trasdosado Labelrock: Con lana de roca (aislante) incorporada, 32,38 € (2,5 m x 1,20 m y 1 mm de espesor, más 3 cm de grosor del aislante).
    • Para el techo, 4,29 € (textura vinflica 1,20 x 0,6 m y 10 mm grosor) y 9,9 € (el panel normal pero más grandes, 2,5 x 1,2 m).
    Aislantes:
    • Panel acústico para colocar entremedias de la estructura metálica: 2 x 1 m x 2 cm de grosor,
    unos 15€aprox.
    • Panel LR Rocksol:
    3,50 €(120 x 60 x1,5cm).
    • Panel Firerock con aluminio incorporado, 5,95 € (1 m x 60 cm x 3 cm).
    • Lana de roca en rollo,
    19,80 € (7 x 1,20 m x 7 cm de grosor).
    Perfiles:
    • Canal: listón metálico para construir el perímetro del tabique que queremos levantar. Se fija a la pared, suelo y techo, 4,46 € cada uno (48 mm x 3 m).
    • Montantes: listón metálico vertical que primero se encaja en el canal, y al que después se atornillan las planchas de yeso, 3,77 €(46mmx2,5m).
    • Perfil en U: 3,65 € (34 x 31 x 34 mm y 2,4 m de alto).
    • Perfil maestro para techo, 4,33 € (80 mm x 3 m).
    • Primario para techo: 5,06 € (24 x 36 mm x 3 m)
    • Perfil techo continuo, 6,5 € (4,5 m de largo).
    • Tornillos específicos para este sistema de construcción.
    Otros:
    • Pasta de juntas ya preparada: 8,22 € 5 kg.
    • Cinta de juntas: 1,75 € 23 m.
    • Banda armada para guardavivos: 25,30 € 30 m.
    • Pasta de agarre (para trasdosados): 10,30 € 20 kg.
    • Precios orientativos.

    Instalacion paneles

    En el caso de un panel dañado cabe la posibilidad de reemplazarlo a base de cortarlo por la mitad y sacar uno y otro trozo del alojamiento o perfil de soporte que lo retuviese. Habiendo cortado el nuevo panel a la longitud deseada se practica una ranura en la parte interior para facilitar el doblado y reinserción en el alojamiento o perfil de sustentación.

    Panel pvc

    Los paneles una vez colocados conviene que sean objeto de una limpíeza regular, pasándoles el aspirador y eliminando las eventuales manchas que pudieran haberlos perjudicado.

    Alfombra moqueta

    Análogamente, en pleno panel se podrá realizar un vaciado o ranura con abertura de 90°, cuidando en no llegar hasta la moqueta para doblar los dos lados y conseguir una pieza en ángulo recto para forrar una esquina, sin necesidad de tener que recortar dos paneles y entregarlos a tope con una solución de continuidad muy evidente. Incluso realizando varios cortes longitudinales paralelos entre sí por el revés del panel se podrá conseguir el que éste pueda conformarse alrededor de una superficie curvada o irregular.

    Masilla

    Para compensar las irregularidades superficiales de paredes se emplea una masilla especial (igualmente con condiciones de aislamiento acústico).

    Paneles

    Esta masilla suele aplicarse en dos fases: Primeramente se reparte con una espátula sobre el dorso del panel y luego se depositan toques de cierto grosor sobre las zonas que previamente se han encolado, a intervalos de unos 30 cm entre ellos.
    De esta manera al colocar los paneles en su lugar y al ejercer presión contra la pared se extenderán el material de masilla sobre la pared consiguiéndose fácilmente una alineación y aplomado correctos.