Archivos para Revestimientos de escaleras Categoría

    Revestimientos de escaleras con moquetas, linóleo, plásticos o caucho

    El resbalar y caerse por una escalera es uno de los accidentes más peligrosos, dentro de los accidentes corrientes. Por eso resulta muy conveniente —y casi necesario— evitar que las escaleras sean resbaladizas. Un modo de conseguirlo es situar sobre la huella de cada escalón una lámina de material que no sea resbaladizo.
    En la figura adjunta se muestran dos escalones de la misma escalera, después de serles aplicadas láminas de plástico. Obsérvese que como los extremos de ambos escalones estaban desgastados por el uso, se han recubierto con una masilla sintética que se endurece después de colocada.
    Luego se ha situado la lámina de linóleo. También se ha situado una lámina de linóleo, recubriendo la contrahuella (parte vertical del escalón), que será la primera en pegarse.
    Para sujetar ambas láminas (la horizontal y la vertical) se han dispuesto dos listones de madera. El listón que sujeta la lámina horizontal ha de ser de madera dura, puesto que tendrá que ser muy afectado por el roce de los pasos (que lógicamente tenderán a producir un desgaste similar al que se ha corregido).
    Cuando el escalón no está desgastado en su borde, puede recubrirse directamente con la lámina de plástico (o de moqueta). Es conveniente, de todos modos, para mejorar el acabado, la buena presentación y la comodidad de uso de la escalera, colocar unos remates o ángulos de plástico especiales (que se venden particularmente para este uso), en la esquina del escalón.
    Además de estos remates de plástico, en la misma figura puede verse que se ha situado una capa de un material especial («corkment») debajo de la capa de revestimiento, que disminuye el ruido y hace el escalón más fácil de pisar.
    En la figura que se acompaña en la página siguiente se muestran dos escaleras distintas: una de madera y la otra de hormigón. Esta última tiene los escalones más hundidos, de manera que el fondo del escalón no forma un ángulo recto como en la escalera de madera, sino un ángulo agudo. De ahí que no se hayan colocado dos láminas de revestimiento, como en la escalera de madera, sino una sola, doblada por su parte central, que sigue el perfil del fondo del escalón.