Archivos para Tapizado de asientos Categoría

    Como tapizar sofa

    UN TAPIZADO MUY SENCILLO.
    A la hora de comprar una tela para el tapizado del escabel, tendremos que contemplar que esté en armonía con el estilo del mismo, como así también el entorno al que va a ir destinado. La tapicería la elegiremos siempre de buena calidad, resistente y si es posible, fácil de limpiar. Cuidado con las telas que tienen dibujos centrales, pues tendremos que guardar la misma distancia lateral y colocarla a la misma altura. Si la tela elegida es muy clara o fina al tacto, será conveniente en primer lugar, tapizar el escabel con una tela blanca y algo más gruesa para dar consistencia (por ejemplo de ny-lon), evitando por otra parte que se transparente. La goma espuma, la encontraremos de varios grosores. Todo depende de la altura que pretendemos darle al sillón (también es factible poner dos juntas, una sobre la otra); esta goma espuma se fabrica con látex de caucho natural, caucho sintético o con mezcla de los dos.
    La encontramos en el mercado con una cara lisa y otra con agujeros grandes, o toda con agujeros pequeños o por el contrario con todas las caras lisas. Sea cual sea la que elijamos colocaremos siempre la cara lisa hacia arriba. Se vende en planchas grandes, o cortada en tamaños más o menos estándar. A la hora de medir la espuma tendremos que sumar de dos a tres centímetros más para todo el contomo de la estructura, siempre y cuando vayan a ir redondeados. Para el acabado final elegiremos un galón que concuerde en el tono con la tapicería. También podemos finalizar la labor con clavos ornamentales. Para que éstos nos queden simétricos existe hoy en día una serie de guías de plástico. Si no se consiguieran, convendrá señalar sobre una tira de papel las marcas y antes de dar los últimos martillazos se arranca la tira de guía. Esta forma de tapizar es una de las más fáciles. Más adelante, en próximos números nos dedicaremos al tapizado algo más complicado de sillas o butacas. Pero para iniciarse en este arte, nos conformamos con estos sencillos peni atractivos escabeles.

    Tapiceria de sillones

    Tapizar Escabel:
    1-Tarima pequeña que se pone delante de la silla para descansar los pies del que está sentado.
    2- Asiento pequeño hecho de tablas sin respaldo.
    Vamos a tapizar, a modo de ejemplo, de una forma muy sencilla un escabel ( El her-manito menor de las banquetas). Con espuma de poliéster, recubriremos la estructura de madera que podemos adquirir en casas de manualidades. Las herramientas que vamos a emplear son un martillo de tapicero (lleva una parte imantada para colocar las tachuelas) -aunque nos servirá cualquier otro; una grapado-ra, tijeras, cuchilla, cola de carpintero,… En esta ocasión nos ocuparemos de una de las modalidades en tapizado, a partir de espuma de poliéster, ya que el tapizado tradicional con resortes, muelles y otros serán objeto de futuros artículos. Vaya este pequeño ensayo para introducirnos en el mundo de la tapicería de sillería en general. La base de estas banquetas se podrá encontrar en carpinterías especializadas o en mueblerías así como en casas de manualidades. Los encontrará de varios estilos y tamaños: Elija el que se adapta al estilo de su casa. Generalmente vienen bastante bien acabados, no siendo necesario retocarlos salvo un buen lijado. La estructura de las patas está clavada en una base, una vez que se ha lacado o barnizado la madera ya se puede comenzar el tapizado.
    PRIMEROS PASOS:
    Comenzaremos por repasar ligeramente con una lija de mano la superficie de la madera. Siempre tendremos   en cuenta lijar a favor del veteado. Será suficiente una    ligera pasada. Con un paño limpio o brocha grande retiraremos el polvo que se haya originado. Ahora es el momento de dar una mano de tapaporos. Ayuda a la madera y nos supone un ahorro considerable de barniz y/o pintura. En este paso nuestro escabel tomará un ligero tono tostado. Si el aspecto resultase aún áspero, repetiremos la pasada de lija para volver a dar una capa de tapa-poros. Seguidamente pasamos a barnizar. Se ha elegido un barniz colorante de color castaño, intentando de esta forma conseguir un escabel con aire antiguo, dado en primer lugar por el diseño de sus patas y en segundo, por el lugar donde va a ir destinado. En el segun do banquillo hemos dado una simple mano de barniz incoloro, resaltando el veteado de la madera y dejando así un escabel que se adapta a espacios más informales. Otra opción a tener en cuenta es la pintura. Podemos pintar con esmalte satinado en un color que armonice con el diseño de la tela elegida. Es una opción. Nos dará un resultado más sorprendente y atrevido.

    Cómo tapizar un taburete de madera


    Tapizar un taburete:
    Quite la grapa central del frente del armazón; estire la tela hasta tensarla y vuelva a engraparla en el centro. A continuación, trabajando desde el centro y hacia un lado, inserte grapas a intervalos de 1″ (2.5 cm), estirando la tela hasta tensarla y deténgase a 3″ (7.5 cm) de la esquina. Repita la operación, trabajando a partir del centro y hacia el lado opuesto.
    Repita el paso anterior en la parte  posterior del taburete, estirando la tela hasta tensarla y luego repita la operación para los lados de la pieza de mobiliario.
    Estire la tela en la esquina,  dividiendo en partes iguales el exceso del relleno en cada lado de la esquina; inserte una grapa, centrada por encima de la pata, justo arriba del elemento decorativo de madera.
    Doble la tela como se  muestra en la fotografía, formando un pliegue invertido o “V” en la esquina y doblando el exceso de tela. Engrape en su lugar y repita la operación en las demás esquinas.
    Termine de engrapar rada lado a intervalos de 1″ (2.5 cm), hasta las esquinas, estirando la tela hasta dejarla tensa. Recorte el exceso de tela en todos los lados del taburete, justo por encima del elemento decorativo de madera.
    Aplique el galón con pega- mento por arriba del elemento decorativo de madera, usando una pistola de silicón y comenzando en el centro de uno de los lados; asegúrese de que las orillas recortadas sin refinar y las grapas queden cubiertas. Doble hacia abajo 1/2″ (1.3 cm) en los extremos del galón, y ponga a tope, doblados los extremos y unidos entre sí. Omita el paso 15 si no va a usar tachuelas decorativas.
    Clave las tachuelas decorativas en la madera usando el martillo de tapicero, procurando que queden centradas sobre el galón. Revise la posición de cada tachuela antes de insertarla; si es necesario, ajuste la posición vertical u horizontal insertando suave y ligeramente la cabeza de la tachuela. Inserte las tachuelas cabeza con cabeza alrededor de todo el taburete. Un sitio interesante donde se encuentra mucho material sobre tapices y es manualidades navideñas te recomendamos que lo visites.
    Corte el cambray 2″ (5 cm) más largo que la base del taburete. Doble hacia abajo las orí-lias del cambray o la batista y engrape a la base del taburete a intervalos de 1″ (2.5 cm).

    Como tapizar muebles de taburete


    Pasos para tapizar taburete:
    Aplique pegamento en aerosol al lado marcado del hule espuma y a la arpillera. Nuevamente coloque el taburete de cabeza sobre el hule espuma, presionándolo, de manera que el hule espuma se adhiera al yute. Vuelva a colocar el taburete en su posición normal y presione sobre el hule espuma para terminar de pegarlo bien.
    Coloque una capa de guata para tapicería sobre el hule espuma, envolviendo con ella los lados del taburete; recorte el exceso de guata por encima de las molduras o los elementos decorativos de madera.
    Mida el largo y el ancho del  taburete a partir del elemento decorativo de madera, en uno de los lados, sobre el hule espuma y la guata, hasta el elemento decorativo del lado opuesto. Agregue 5″ (12.5 cm) a esta medida y corte la tela de tapicería a este tamaño.
    Haga un pequeño corte en triángulo a cada  lado de la tela; marque el elemento decorativo de madera en el centro de cada lado de la estructura del taburete usando un gis.
    Coloque la tela, con el lado derecho hacia arriba, sobre la guata. “Hilvane” con grapas el centro de la tela en el centro de la parte delantera del armazón, justo por arriba del elemento decorativo de madera, luego en el centro de la parte posterior de la estructura, estirando la tela un poco. Repita la operación en otra dirección, hilvanando la tela con grapas en el centro de cada lado.

    Cómo tapizar silla taburete

    Cómo tapizar taburete:
    Usted necesitará.
    Tela decorativa, como tela de tapiz o un bordado tejido a mano. Entramado y tensor para cinchas. Hule espuma de 1″ (2.5 cm) de espesor; pegamento para hule espuma, en aerosol. Guata de poliéster para tapicería. Arpillera o yute, para dar soporte debajo del hule espuma.
    Cambray o batista como guardapolvo para la base del taburete.
    Galón; use un galón que combine con la tela si piensa aplicar tachuelas decorativas para tapicería sobre dicho galón, o utilice un color coordinado o contrastante si el galón se va a usar solo como orilla decorativa. Tachuelas decorativas para tapicería, opcional; martillo de tapicero para insertar las tachuelas decorativas.
    Engrapadora; grapas de 3/8″ ó 1/2″ (de 1 ó 1.3 cm).
    Pistola para pegamento térmico y barras de pegamento.
    Retire todas las capas de la tela anterior, el acolchado, la arpillera y el entramado del taburete; quite también todas las tachuelas y clavos decorativos y dé un acabado a la estructura de madera si es necesario.
    lnstale el entramado en la parte superior de la estructura como lo explicamos en la sección Cómo fijar el entramado de bandas al asiento” pasos 1 a 6 Corte la arpillera o yute 3″ (7.5 cm) más larga que la estructura del taburete. Doble por debajo de la orilla de la pieza de yute, engrápela a la parte superior del armazón, sobre el entramado, a intervalos de 1 1/2″ (3.8 cm), estirando la arpillera hasta tensarla.
    Coloque el taburete de cabe/a sobre el hule espuma y marque el contorno de la estructura con un lápiz. Con unas tijeras corte el hule espuma 1/2″ (1.3 cm) más allá de las líneas marcadas. Para ver mas ideas sobre tapizados y otras manualidades te recomendamos este sitio.

    Tapizar muebles es una inversión

    Taburetes de madera tallada.
    Recuerde que tapizar sus muebles es una inversión, protéjala con SAFETY SHIELD, que es un protector de telas.
    Entre los grandes descubrimientos de las tiendas de antigüedades se encuentran los taburetes con una hermosa estructura de madera, y si dicha estructura aún se encuentra en buenas condiciones, el taburete puede restaurarse hasta dar la apariencia de nuevo simplemente con volverlo a tapizar. Si se cubre con una tela tradicional, como el tapiz o un bordado a mano y se le adorna con un galón contrastante o tachuelas decorativas, el taburete se transforma en un elegante accesorio de cualquier habitación.
    El estilo que nosotros mostramos tiene una base ribeteada, originalmente cubierta con acolchado, posiblemente de crin, algodón o incluso paja. Si el taburete originalmente tenía una base de resortes, con el entramado de bandas pegado a la parte inferior de la estructura, tal vez usted prefiera instalar un nuevo entramado y volver a coser los resortes (vea la sección “Resortes”). Sin embargo, para seguir uno de los métodos más sencillos de tapizado, lo mejor es fijar el entramado al lado superior de la estructura y acolchar la parte superior con hule espuma y guata.

    Como tapizar un asiento

    Tapizar un asiento:
    Aplique las grapas en la  parte posterior del asiento a intervalos de 1 1/2″ (3.8 cm), trabajando a partir del centro y hacia los lados, hasta una distancia de 3″ (7.5 cm) de las esquinas. Estire la tela hasta la parte delantera del asiento y engrape. Repita la operación para los lados.
    Doble la tela diagonal-mente en la esquina, para después estirarla hasta dejarla tensa y engrape en los espacios entre los tornillos y la esquinas. Recorte el exceso de tela diago-nalmente a través de la esquina.
    Corte en ángulo la tela en la esquina doblando en cada lado hasta la esquina; engrape la tela en su lugar. Repita la operación para las esquinas restantes, recorte el exceso de tela, dejando expuestos los agujeros para los tornillos. Si no se va a pegar un ribete, omita el paso 9, y si no desea el cambray, omita el 10.
    Haga el ribeteado como se explicó en la sección “Cómo hacer el ribeteado para fijarlo al armazón”, pasos 1 a 4. Engrape el ribete alrededor del asiento a intervalos de 3/4″ (2 cm), comenzando en la parte posterior del asiento, para después coser una línea de ribete a la orilla del asiento. Siga los consejos que damos en la sección “Consejos para pegar el ribete”.
    Doble por debajo de las orillas aproximadas  del cambray; engrape a la base del asiento a intervalos de 1″ (2.5 cm). Haga algunos pinchazos en el cambray o batista en los lugares donde se encuentran los agujeros de los tornillos en el asiento de la silla. Atornille el asiento tapizado a la silla.

    Cómo retapizar un asiento suelto

    Asientos tapizados:
    Quite los tornillos de la parte baja del asiento y retire el asiento. Recorte el exceso de tela existente usando uñas para grapas o un sacatachuelas. Si la base está intacta, puede omitir los pasos 2 y 3.
    Aplique   pegamento   en aerosol a un lado del hule espuma y pegue el hule espuma a la parte superior del asiento.
    Coloque la guata para tapicería sobre una mesa; ponga el asiento, el hule espuma con la cara hacia abajo, sobre la guata, envuelva ésta alrededor de la parte superior y los lados del asiento. Recorte el exceso de guata de manera que quede pareja con la orilla inferior del asiento.
    Marque de cada lado en la base del asiento y haga un corte en el centro de cada lado de la tela. Coloque la tela sobre la mesa, con el revés hacia arriba y centre el asiento de cabeza sobre la tela.
    Engrape la tela a la base del asiento en el punto central posterior, empatando las marcas centrales. Estire la tela de atrás hacia delante y engrape en el punto delantero central, empatando las marcas de centro. Repita la operación en el centro de cada uno de los lados.

    Tapizado de asientos de sillas

    Proyectos de Tapicería.
    Los asientos tapizados de las sillas de comedor o de cocina a menudo se conocen como asientos sueltos y, como son muy fáciles de quitar y volver a tapizar, son una buena opción como proyecto para principiantes. Ya sea que estén desgastados o manchados, o que simplemente usted quiera cambiarles la tela para coordinarlas con la habitación, un grupo de cuatro sillas fácilmente puede retapizarse en un día. La mayor parte de los asientos sueltos están hechos de una tabla delgada, por lo general acolchada con hule espuma y guata de poliéster. Otro estilo de estos asientos consta de un armazón abierto de madera con un entramado superior, el cual queda cubierto con arpillera, y el asiento puede acolcharse ya sea con crin de caballo, con guata de algodón o con hule espuma y guata de poliéster. Si el acolchado se encuentra en buenas condiciones y el entramado todavía está tenso, los asientos de la silla pueden retapizarse simplemente retirando la cubierta externa y colocando una nueva tela, como se explica en la sección siguiente, pasos 4 a 10. Pero si el entramado está flojo, será necesario quitar el acolchado o almohadillado y volver a instalar el entramado en el asiento. Se puede agregar hule espuma y guata de poliéster nuevos, como explicamos más adelante.
    Los asientos sueltos de algunos tipos de sillas caen dentro de un pequeño hueco hecho en la parte respectiva de la silla; en otros estilos descansan directamente en la superficie del asiento y pueden tener un ribete pegado alrededor de la orilla inferior. Todos los estilos quedan fijos en su lugar con tornillos que se insertan desde la parte baja del asiento. Pero, sin importar el estilo, si se va a retapizar más de una silla, lo importante es volver los asientos a sus sillas originales, a fin de asegurar un ajuste adecuado y una perfecta alineación con los orificios de los tornillos.
    Instrucciones de corte:
    Corte la tela 6″ (15 cm) más larga que el largo y ancho del asiento de la silla. Si va a requerir un nuevo acolchado, lo más conveniente es cortar el hule espuma 1″ (2.5 cm) más largo que el largo y el ancho de un asiento de silla. Corte la guata aproximadamente 4″ (10 cm) más larga que el largo y ancho del asiento de la silla, luego corte el cambray (o la batista) 2″ (5 cm) más largo que el asiento.
    Para el ribeteado en la base del asiento de la silla, corte tiras de tela de 1 1/2″ (3.8 cm) de ancho al bies (o al sesgo), o en sentido transversal al hilo de la tela, tomando en cuenta que el largo combinado de las tiras es igual a la distancia alrededor del asiento de la silla, más un extra para la tolerancia de las costuras y la unión a tope.
    Usted necesitará:
    Destornillador; sacatachuelas o uñas para las grapas.
    Hule espuma, de 1″ (2.5 cm) de espesor . Pegamento para el hule espuma. Guata de poliéster para tapicería, de 27″ (68.5 cm) de ancho, 3 yardas (2.75 m) bastan para cuatro asientos de silla. Bandas o cinchas para entramado y tensor para cinchas, para cambiar el entramado en el asiento, opcional. Tela para tapicería. Engrapadora y grapas de 3/8″ (1 cm). Cordel para ribeteado, de 5/32″ (3.8 mm) de diámetro, opcional. Cambray o batista, para el revés del asiento de la silla, opcional; 2 yardas (1.85 m) bastan para cuatro asientos de silla.