Archivos para Trabajos con madera Categoría

    Unas estanterías decorativas

    Esta estantería ha sido especialmente concebida para poder albergar objetos de muy diversas clases; admite diferentes adaptaciones, según las necesidades. Por otra parte, es de fácil realización y módico costo.
    El conjunto está constituido por un panel vertical hecho a base de una serie de tablillas de madera de igual anchura, regularmente espaciadas entre sí y de unos anaqueles que se acoplan al panel. En este caso las estanterías sirven de complemento a una parte entrante de la pared pero también podrían cubrir por completo todo un largo de pared.
    Los anaqueles descansan sobre unos soportes en forma de escuadra y se unen al panel mediante unos taquillos de madera que pueden desatornillarse fácilmente si se desea cambiar la distribución de los elementos horizontales bien por ampliación de la colección de libros o bien para hacer destacar un determinado objeto aislándolo del resto.
    Los anaqueles pueden colocarse según el propio gusto, pero procurando que no queden demasiado unidos entre sí, lo cual restaría parte del impacto visual de la estantería. En la página siguiente se ofrecen sugerencias para variar la realización así como ejemplos de distribución de los anaqueles.
    En la parte inferior hay un cajón que puede destinarse a diferentes usos. Asi, por ejemplo, si se cubre con un cojín de espuma puede servir de asiento o para instalar la cadena estéreo o cualquier otra clase de objeto. En este último caso resultará práctico poner bisagras en la tapa para facilitar su apertura y cierre.
    Si el suelo de la estantería está recubierto con moqueta se puede recubrir también con ésta la parte frontal del cajón; de esta manera se conseguirá una mayor sensación de continuidad entre la estancia y el mueble.
    El conjunto se puede pintar con un color vivo o, barnizar las tablas para que resalte su veteado. Se pueden conseguir efectos especiales empleando otra clase de madera o pintando solamente algunas tablas y dejando el resto al natural.
    Se puede utilizar toda clase de madera tanto para el plafón como para los anaqueles. No hay que decir que mientras más calidad tenga la madera mayor será 5 el impacto decorativo de la estantería, especialmente si se barniza.

    Las aristas de ángulos

    Si los retoques se realizan sobre un ángulo saliente o esquina, se clavará un listón de manera que quede enrasado con la superficie del viejo escayolado. A continuación se aplica el yeso hasta el listón y cuando esta parte ha secado se traslada el listón sobre la otra cara de la pared y se repite seguidamente la misma operación.

    Pasos para construir un armario de madera

    Se establece con una plomada la verticalidad de los montantes.
    Este armazón es el elemento básico. Se adaptarán sus dimensiones en función de la pieza o la posición de la caldera o el termo. Puede variar la cantidad de anaqueles así como la cantidad y posición de las puertas, modificando simplemente el emplazamiento de los travesanos.

    En este esquema se marcan los puntos importantes de la construcción del armazón.
    Se fija un listón de soporte (25 x 25 mm) en la pared, que esté a nivel con los travesanos, para sostener los anaqueles.
    Cuando se proceda a la construcción habrá que tener en cuenta el recorrido de las tuberías. Si hubiera grifos de paso, se procurará que resulten siempre accesibles y fácilmente manejables.
    Travesano delantero. Separa las puertas y determina la altura del anaquel inferior. Debe estar a 50 mm, como mínimo, por encima de la parte superior del elemento calefactor.
    El conjunto del armazón es de madera blanca de 50 x 50.

    Estos dos travesanos sostienen los anaqueles. Se puede aumentar su número si se desea disponer de más estantes.
    Este travesano sirve de soporte al panel lateral. La distancia intermedia entre travesanos no debería ser superiora 600 mm.
    El ensamble de los travesanos intermedios con los montantes se logra por medio de simples entallas.
    Se fijan los montantes en las paredes con tirafondos de cabeza fresada de 4,5 x 75. Se elegirán los tacos en función de la clase de pared.
    La unión de’montantes y travesanos de abajo se realiza a media madera.
    Las dimensiones del armazón no son imperativas. Los maderos deberán estar separados 50 mm como mínimo del forro de aislamiento.
    Se atornillan o se clavan los travesanos inferiores en el suelo. Se taladra o se atornilla directamente, según la clase de suelo.
    Los ángulos anteriores se realizan de este modo. Se practican entallas a media madera en los travesanos y luego se corta a inglete. Se recorta
    el montante de modo que forme una especie de espiga de ángulo.
    Se realizan las entallas necesarias para dar paso a las tuberías
    Se clavan y se encolan las tablas en los travesanos. Se fijan antes de revestir el armario con tableros.
    Tablas de madera blanca de 75 x 25 mm separadas 25 mm entre sí.
    No hay que olvidar realizar entallas en e sitio correspondiente al paso de tuberías.
    Se clavan y se encolan las tablas en los listones de soporte .
    Unión de los travesanos delanteros y de los montantes a media madera.
    Tablas de madera blanca de 75 x 25 mm espaciadas 25 mm entre sí.
    Madera blanca de 25 x 25 mm.
    Reborde de 25 mm.
    Reborde saliente de unos 50 mm.
    Unión de los travesanos laterales por entalla simple. Se recorta el travesano lateral para alojar el extremo del travesano delantero.
    Madera blanca de 25 x 25 mm.
    Los anaqueles pueden ser también móviles.-En este caso bastará depositarlos simplemente sobre los travesanos del armazón.
    Se recorta el armazón de acuerdo con el perfil del zócalo o bien se entalla éste. Si la proyección es importante, en la base o en la parte superior, quizás se tendrá que añadir travesanos.
    Se reviste el lado del armario con un tablero o con una placa de yeso. El primero es más resistente pero también mucho más caro.
    Si se tiene que construir un armazón muy ancho, se podrán poner dos puertas, una en cada lado del armario.
    Se fijan los cierres de bola en la madera blanca del armazón.
    Se construye el marco de la puerta de madera blanca dejando una tolerancia de 2 mm en todo el contorno.
    Se fijan los pomos de madera o de plástico, según se prefiera.
    Se monta la puerta con sus correspondientes bisagras (encajadas o superpuestas).
    Si el acceso al calefactor o a la caldera solamente es necesario de vez en cuando, la puerta se podrá reemplazar por una tapa de registro mantenida en su sitio por cierres magnéticos o de bola.
    Se puede incorporar un zócalo rodeando el mueble.
    Se aplica el acabado que se prefiera para disimular las juntas.
    Se rellenan las marcas dejadas por las puntas.
    El panel enrasa con la parte delantera del montante.
    El marco es de madera blanca de 38 x 25 mm.
    El panel se halla 10 mm rehundido respecto al montante.
    Tapajuntas.
    Se encola y se clava una cuarta de bordón de 10 mm.
    Se forran ambos lados de la puerta con tablero de fibras de 4 mm. Se enmasillan las marcas de las puntas y se lija.
    Se unen los ángulos del marco con placas onduladas.
    Se recorta el panel para ajustado a las tuberías.
    Se clava la placa de yeso en los montantes y en los travesanos con puntas especiales.
    Si la puerta es de gran tamaño, se añade un travesano intermedio.

    Realizar un armario de madera

    Un armario para el termo.
    El termo para el agua caliente puede quedar disimulado en un armario, lo que permitirá al mismo tiempo recuperar una parte del calor desprendido. Este armario, de concepción muy sencilla, puede instalarse en cualquier lugar de la casa.

    Si se realiza una instalación central o de otro circuito de agua caliente, habrá que habilitar un sitio para la caldera o calefactor.
    Hay una solución que resuelve este problema de espacio y proporciona un armario calentador que resultará práctico: se trata de la construcción de un armazón sencillo que disimule la caldera o termo; podrá disponer en su interior de unos anaqueles para guardar cosas.
    Si la caldera aún no está colocada, se procurará encontrar un ángulo o un rehundido en la pared, teniendo presente que no se debe obstaculizar la abertura de las puertas existentes.
    El elemento esencial es un armazón de madera blanca fijado en las paredes, en el techo y en el suelo. Este dispositivo es adaptable a cualquier lugar independientemente de la disposición de la pieza y del emplazamiento del termo. Incluso se podrá añadir un lateral si la construcción no se sitúa en un ángulo. Se toman las medidas y se cortan los montantes y los travesanos superiores e inferiores, realizando las entallas necesarias para el paso de las tuberías. Conviene emplear madera bien seca para evitar deformaciones. La altura del travesano intermedio estará en función del tamaño del termo. Se fijan travesanos intermedios en los lados (cada 600 mm aproximadamente). Estos lados se recubrirán luego con tablero (de contrachapeado o aglomerado, o bien con placas de yeso). Los travesanos determinan también la posición de los anaqueles.
    Se colocan los listones de soporte contra la pared al mismo nivel que los travesanos y luego se fijan las tablas (fijas o móviles).
    Se fijan los tableros de revestimiento en su sitio. En la página 64 se sugieren dos procedimientos para el acabado de los ángulos. Se construyen las puertas (marco de madera blanca y tablero de fibras), se ajustan las bisagras y se colocan los pomos y los cierres.
    El acabado se deja a discreción: papel, pintura, colores uniformes o contrastados, según el efecto deseado.

    Otras sugerencias:
    Partiendo siempre del esquema propuesto, puede encontrarse una gran variedad de soluciones. He aquí algunos ejemplos en los que se proponen diversos tratamientos de la puerta y de la decoración.
    El armario de la derecha está dotado de puertas de persiana. El revestimiento lateral es de contrachapeado o aglomerado plastificado. Las persianas se encontrarán en el comercio en medidas diversas, pero también pueden fabricarse. Se puede fijar en el interior de la puerta un tablero para conservar el calor.
    Abajo a la derecha: las puertas del armario son plafones rebajados unidos por medio de ranura al marco. Este dispositivo (con puertas dobles en la parte superior) es muy adecuado para casas de techo muy alto.
    Finalmente, el armario ha sido construido en esquinero de modo que ocupe un espacio mínimo en la pieza.

    Cepillado de la madera

    Un buen cepillado.
    Cómo ver si hay alabeos:
    • Para comprobar con la vista si hay alabeos o torsiones, tras el cepillado, coloca dos listones de madera, uno en cada extremo de la tabla; ponía horizontalmen-te a la altura de los ojos y mírala en sentido longitudinal para ver si los bordes superiores de los listones están paralelos o no.
    Dejar plana la superficie:
    • Pon una regla o cualquier objeto con un borde recto, al final de la tabla y en distintos puntos para comprobar que la superficie está plana en toda su longitud. Otra alternativa: tumbar de costado el cepillo y usarlo como si fuera una regla.
    ¿Cantos lisos?
    • Apoya el talón de la escuadra sobre el canto cepillado que deberá formar ángulo recto respecto a la cara en toda su longitud. Si es posible, mira a contraluz el punto de encuentro del brazo de la herramienta con el canto de la madera: si está bien cepillado, no deberá pasar luz por ningún intersticio.

    Como hacer cajas o mortajas

    Hacer cajas o mortajas.
    • Hay varias formas de hacer una caja, pero uno de los métodos más sencillos es éste: empuña el formón verticalmente sin salirte de las líneas previamente trazadas (con cuchilla, no a lápiz) y haz una serie de cortes o entallas a contrahilo de 3 mm de profundidad y a intervalos de otros 3 mm más o menos. De momento, no cortes aún las líneas de los extremos de las cajas.
    • Extrae los trozos de madera y repite sucesivamente las tandas de entallas
    de 3 mm hasta alcanzar una profundidad de unos 38 mm. Como guía de profundidad puedes usar un sencillo sistema: cinta adhesiva enrollada en la hoja del formón, a’3 mm del filo, que servirá de tope.
    • Cuando hayas alcanzado la profundidad deseada, rebaña las líneas del perímetro de la caja.
    Un trozo de cinta adhesiva roja hace de guía para indicar hasta donde debes hundir el formón. A la drcha: al finalizar se perfila el perímetro.
    Colocarse bien al cepillar
    • Escoje la mejor de las dos caras de la tabla, que será la cara vista. Pon la pieza sobre una superficie horizontal, sólida y estable, y apóyala contra un tope. Colócate de pie, las piernas algo separadas, manteniendo en línea el hombro, la cadera y el cepillo para controlarlo bien.
    Y alisar las superficies
    • Para alisar los trozos de madera que estén ligeramente deformados, primero debes cepillar las partes en relieve del lado más hundido. Para cepillar el canto de la madera, pasa el cepillo en diagonal, regulando al mínimo la profundidad del cepillado.

    Ebanisteria artesanal

    Ebanistería.
    Utiles básicos de ebanistería:
    • herramientas manuales:
    Cepillos, cuchillas, escofinas, limas, tacos de lijar, sierra y martillo de chapear, sierra de marquetería, sargentos.
    • herramientas eléctricas:
    Lijadoras, taladro, cepillo electrico, pulidoras.
    • También se utilizan a menudo ‘ los útiles de carpintería.
    Chapado con diseño radial.
    • Los muebles chapados responden a la necesidad de confeccionar acabados de lujo con materias primas más económicas. Es decir, un tablero de madera de pino (o, en nuestros días, de aglomerado) se reviste con chapas de maderas nobles (nogal, caoba, palisandro…) para darle el aspecto de un mueble hecho con este tipo de madera.
    • Los dibujos confeccionados con chapas dispuestas en diferentes direcciones son todo un clásico; te enseñamos cómo hacer un diseño radial de manera sencilla.

    Como tallar madera

    Un escudo en relieve.
    • La talla es una disciplina muy artística. Requiere conocimientos de dibujo, habilidad con los útiles, capacidad de visión tridimiensional y conocimientos de carpintería y ebanistería. Para iniciarse en este arte, lo mejor es empezar por trabajos de relieve que no tengan formas demasiado complejas; por ejemplo, el escudo que nosotros te enseñamos a realizar.
    Utiles básicos para tallar.
    • HERRAMIENTAS MANUALES:
    Formones y gubias, limas limatones, bisturí, cúter, cuchillas, sargentos, sierras, mazos y martillos.
    • HERRAMIENTAS ELÉCTRICAS:
    Sierra circular y de calar, fresadora, taladro, torno de banco.
    • Se utilizan también muchas de las herramientas empleadas en carpintería y ebanistería.
    1. Dibuja el escudo en la tabla a tallar, señalando en el canto la profundidad total del relieve. Marca las zonas a retirar y ve quitando madera en el sentido de la veta con un formón ancho y el mazo.
    2. Con el mismo formón colocado de manera perpendicular a la tabla, “marca” el contorno del escudo y, después, alisa el fondo. Prueba diferentes formones para cada trabajo.
    3. Dibuja el motivo sobre la madera. Ve vaciando los huecos con una gubia estrecha y específica para este tipo de tareas. Trabaja sacando pequeñas virutas.
    4. El fondo del escudo alrededor del motivo se rebaja sacando virutas finas con un formón ancho, hasta que todo quede bien nivelado. Luego se terminará con lijas y limas.
    5. También tendrás que tallar el entramado entre las líneas, rebajando ligeramente las zonas de cruce, como si unas pasaran por debajo de las otras.
    6. La base del escudo repite el mismo diseño entramado y, por lo tanto, la misma técnica. Termina afinando las superficies con limas planas, bisturí y lijas finas.

    Trabajos manuales con madera

    Trabajos con madera.
    El taller del carpintero Un lugar en el que pasar las horas, rodeado de maderas y herramientas mil veces usadas… ¡También puede ser el tuyo!
    La madera es un material fascinante por su belleza, resistencia y versatilidad. Aprenderá trabajarla es fundamental para cualquier bricolajero.
    Hacer las uniones de un cajón.
    • Una buena forma de ejercitarse en las técnicas de carpintería es empezar por la realización de ensamblajes, ya que en este tipo de trabajos se utilizan muchas herramientas y disciplinas.
    Serrado, vaciado con formón y mazo, limado, encolado… • En este caso, vamos a ver cómo se realiza una unión clásica que aún no ha sido superada en resistencia y sencillez: la cola de milano.
    1. Dibuja el endentado en la testa y la tabla. Puedes hacerlo con una plantilla o con ayuda del gramil y la regla. Sierra con el serrucho de costilla y en diagonal por el interior de las marcas de lápiz.
    2. Sujeta el tablero sobre la mesa o banco con un sargento y una madera mártir. Vacía los huecos sobrantes con el formón y el mazo, sin llegar hasta el fondo.
    3. Para hacer el endentado correctamente y sin quitar toda la madera, trabaja alternativamente desde arriba (paso 2) y desde el canto (en esta imagen).
    4. Cuando hayas terminado con esa tabla, utilízala para marcar el endentado de la otra. Ten en cuenta que ahora tendrás que eliminar las zonas que antes has conservado.
    5. Practica una serie de cortes \J con la sierra y vacía el resto con el formón. Retira toda la madera, sin dejar nada en los huecos.
    6. Para un encaje perfecto, ve limando los huecos y las espigas hasta que queden bien ajustados. No deben tener nada de holgura si quieres que el ensamblaje sea resistente.
    Útiles básicos para carpintería
    • herramientas manuales:
    Banco de trabajo, sierras de diferentes tipos, martillos, formóos piedra de afilar, sargentos, utiles de medición, botador, gramil, cepfe de varios tipos y tamaños, cuchillas.
    • herramientas eléctricas:
    Sierra de calar y circular, ingleteadora, sierra de mesa, taladro y brocas, lijadora orbital.