Archivos para Trabajos de pintura Categoría

    Eliminar pintura

    ELIMINAR LA PINTURA.
    1. Para eliminar capas delgadas de pequeñas superficies puede ser válido el lijado mediante un taco plano o, si se trata de una moldura, uno que adopte la forma de ésta.
    2. La acción mediante discos (rígidos o blandos) acoplados a la máquina universal exige una gran atención para no ocasionar daños en la madera o soporte.
    3. Existen dispositivos de acción abrasiva que resultan muy eficaces y que no son tan peligrosos como los discos: por ejemplo, los de material blando (espuma o fieltro) como soporte de un material abrasivo.
    4. Tanto los decapantes cáusticos como los que contienen disolventes deben aplicarse con grandes precauciones. Conviene actuar por sectores, uno tras otro.
    5. Cuando el decapante ha ejercido su poder de destrucción o disolución en la pintura, se rasca ésta con ayuda de instrumentos que se avengan con la superficie (plana o moldurada).
    6. Si se utilizan fuentes de calor con llama es importante que ésta no llegue a entrar en contacto con la pintura. Si ésta se inflama, hay que apartar rápidamente la llama y apagar la inflamación con un trapo húmedo.
    7. Una vez reblandecida la pintura, se procede a arrancarla mediante rasquetas. En pinturas muy gruesas, seguramente se tendrán que repetir las operaciones más de una vez y complementarlas con otros sistemas.

    Convertidor de oxido

    EL CONVERTIDOR DE ÓXIDO.
    Es un producto de generación más reciente que también evita la transformación del metal pero debe ser utilizado cuando ya está avanzado el proceso de corrosión. El convertidor actúa demorándolo por un lado y transformando el óxido superficial en sustancia inerte incapaz de seguir atacando.
    Para la aplicación es necesario rasquetear a fondo las partes herrumbradas con cepillo de acero y luego lijar hasta que el metal quede al descubierto.
    Luego se aplican dos manos de convertidor, respetando los tiempos de secado.
    Cuando se habla de lijado de metales hay que recordar que la lija común para madera y paredes no sirve para el hierro. Se debe utilizar tela esmeril que resistirá mejor la dureza del metal, y para acabados, lija al agua que se presenta en otras medidas de granos y con un encolado especial que permite sumergirlas en un recipiente con agua cada vez que se empasten. También brindan buenos resultados las almohadillas abrasivas. Son algo más caras pero en la chapa, tienen un rendimiento superior a las lijas de madera.
    DEL ACABADO:
    Las mismas recomendaciones para el hierro que para la madera: esmalte sintético brillante o satinado para exteriores. A más brillo mayor protección. Por regla general dos manos son suficientes con casi todas las marcas de esmaltes actuales, pero en exteriores una más no sobra y protege mucho.
    Y recuerde que sobre el brillo, la adherencia es menor. Por lo tanto, entre mano y mano, lija fina. Además, no se arriesgue a estropear el trabajo por unas horas de espera: respete los tiempos de secado del fabricante. Los químicos de planta ponen esos tiempos de espera por experimentación y no por capricho.
    Todos los productos mencionados, excepto el enduído son inflamables y no deben ser apagados con agua sino con arena o extinguidor de polvo.
    Las emanaciones de las pinturas y los solventes son tóxicas, por lo que es recomendable trabajar en espacios ventilados y con mascarilla toda vez que lo crea necesario.

    Antioxido convertidor

    Antioxido convertidor

    ANTIÓXIDO O CONVERTIDOR.
    El minio de plomo, sustancia de color naranja rojizo fue conocido desde la antigüedad como el antioxidante del hierro. Su fama llega hasta hoy ya que en algunos países se identifica a cualquier antióxido con ese nombre.
    Las pinturas llamadas antióxido, lejos del minio, pero con efectos sorprendentes para retardar la formación de corrosión en los metales ferrosos, son muy utilizadas actualmente. Se aplican a rodillo, pincel o pistola sin que sean necesarios conocimientos especiales. Salvo excepciones fundadas no se debe diluir ya que así conserva su grado de máxima dureza y adherencia. En caso de necesidad el producto admite ser diluido con aguarrás de buena calidad.
    Dos manos cruzadas brindan mejor resultado que una sola ya que el efecto antioxidante depende de la ausencia de porosidades y el espesor de la capa. El secado se produce en una hora para el tacto y en 6 a 8 hs para máxima dureza. No es necesario lijar entre manos, pero si después de la segunda, antes de pasar al acabado, para eliminar rastros de pinceladas y cualquier granulosidad.

    Pintar hierro

    HIERRO SIN PINTAR.
    La chapa de hierro con la cual se fabrican distintos enseres para la casa viene revestida con una fina película de grasa de protección que debe ser eliminada en su totalidad para poder realizar una pintura que sea durable.
    Muchos marcos metálicos de puertas y ventanas traen una película de antióxido pero tan inconsistente que con rasparlos con la uña se desprende. Esto indica que por debajo hay rastros de grasitud. Un rasqueteo y lijado a fondo se impone. Después un trapo humedecido en aguarrás hará el resto.
    Los hierros totalmente nuevos serán sometidos a un frotado intenso con un trapo hasta que queden totalmente limpios de grasitud y polvo de óxido.

    Pintura sobre hierro

    PINTURA SOBRE HIERRO.
    Los metales juegan un papel importante en la construcción contemporánea. A nivel domiciliario, y sobre todo en casas y departamentos de reciente factura, la presencia del hierro y el aluminio son destacadas. Este último en estado natural sólo requiere cada tanto un bruñido con esponja de lana de acero superfina o si viene pintado de fábrica necesitará un lavado con agua y detergente neutro.
    En cuanto al hierro de marcos, puertas, ventanas, mobiliario, etc. por ser más propenso a la corrosión necesitará un tratamiento más meticuloso.

    Consejos de pintura

    Gel cáustico casero.
    6 litros de agua caliente, 1 kg de soda cáustica, (echar las escamas sobre el agua, despacio.) Enfriar. Empastar 1 bolsita de cal de blanqueo (4 kg) con la mezcla anterior. La superficie a tratar se pinta con esta crema blanca, se espera unos 10 minutos y se retira con la espátula. Seguro que la pintura vieja vendrá en su totalidad. Otra vez queda el problema del enjuague que debe ser a fondo.
    Nota: Conviene preparar menos cantidad, manteniendo las proporciones.

    Colores de pinturas para interiores

    Colores de pinturas para interiores

    Piense, imagine y consulte en su pinturería habitual o ferretería sobre las más de 30 variedades de PINTURAS KUWAIT en aerosol, que incluye fluorescentes, metalizados y decorativos.
    Y el procedimiento es sencillo:
    1. Agite el aerosol en todas direcciones hasta que oiga bailar la bolita mezcladora.
    2. Pruebe el buen funcionamiento y determine Ia distancia adecuada de trabajo rociando un poco de pintura sobre un cartón o papel.
    3. Mantenga a 25cm aproximadamente el aerosol dei objeto y desde esa distancia sopletée. El abanico debe atacar perpendicular al objeto.
    4. Desplace el aerosol con movimiento suave y parejo siempre a ~ una distancia uniforme.
    5. Aplique capas finas evitando los amontonamientos de mate-~ rial. No pretenda dejar el trabajo terminado con una sola pa-sada.
    6. Descanse, se Io merece. Conviene revisar donde están Ias ” partes con menos pintura para empezar por ahí Ia segunda mano.
    7. Para terminar Ia tarea purgue el pulsador, Ia válvula y el tubo ” de carga invirtiendo el aerosol y dejando escapar el gas durante tres segundos. Ya está todo limpio y listo para ser usado otra vez.
    Este es el poder decorativo de KUWAIT. La vieja tampara restituída gradas
    a la pintura metalizada oro.

    Colores para pintar un salon

    El supérente ambiente de este salón se ha conseguido mediante simples efectos de pintura. Aunque casi todos preferimos colores suaves para pintar grandes superficies como paredes o techos, es fácil mejorar el conjunto con unos golpes de colores atrevidos en los
    complementos. Lo mejor es escoger los puntos de referencia como la alfombra o el color de los muebles y combinar el resto. Te enseñamos a hacerlo en la página siguiente.

    Materiales acabados

    Acabados acrílicos: son lacas a base de resinas acrílicás, con las mismas cualidades que los acabados nitrosintéticos. En repintados se eliminará por completo la pintura anterior, salvo en los casos en que se haya pintado previamente con laca acrílica o esmalte al horno. Los metales no ferrosos (aluminio, cinc, etc.) se tratarán primeramente con líquidos especiales, que se adquieren en plaza, para mejorar la adhesión de la pintura.

    Acabados nitrosintéticos

    Acabados nitrosintéticos: se aplicarán con soplete, resisten bien la intemperie y posee mucho-brillo y color.