Archivos para Tuberias Categoría

    Salvar una tuberia

    Salvar una tubería. Presentar la baldosa al lado de la tubería y marcar la anchura de la tubería en la baldosa de corcho.
    Realizar el recortado de una lengüeta de tal modo que la tubería encaje perfectamente en la baldosa. Encolarla después de eventuales retoques. Encolar un trozo de la lengüeta recortada de tal modo que rellene el espacio vacío que haya quedado más allá del tubo.
    Téngase presente a este respecto lo que anteriormente se ha dicho relativo al grosor mínimo del corcho para que sea efectivamente aislante. Realmente emplear una baldosa revestida de aluminio con solamente 10 mm de grosor de corcho creyendo que así se conseguirá un buen aislamiento es engañarse.