Archivos para Vidrios espejos Categoría

    Método de trabajo para dibujar con cristales

    Dibujar el diseño en una hoja de papel del mismo tamaño que el cristal. Procurar no complicarlo con líneas intrincadas o ángulos demasiado agudos, no sólo porque resultaría más difícil de cortar, sino también porque podrían astillarse las esquinas al hacer presión sobre ellas con el diamante. Las partes del diseño serán preferentemente grandes, ya que los trozos pequeños son siempre más difíciles de cortar.
    Corte.
    Colocar el diseño sobre una superficie plana protegida con una hoja de cartón. Poner el cristal encima y fijarlo a él con cinta adhesiva pegada en las esquinas superiores.
    Si se utiliza cristal ahumado, cortar primero todas las piezas de un mismo color antes de empezar con el siguiente. Puede resultar útil trazar el diseño en cartulina, y recortar ésta seguidamente por las líneas del dibujo, con objeto de hacer unas plantillas individuales para las secciones de la vidriera. Dibujar cada sección por se-prado. Cuando se trabaje con plantillas, es importante cortar el cristal por el interior de dichas líneas.
    Antes de cortar hay que limpiar el cristal de suciedad y huellas con un limpiacristales. Marcar sobre él segu idamente los contornos con rotulador o lápiz de cera. Cortar en primer lugar las secciones inferiores.

    Lubrificar la punta del diamante pasando por ella un trozo de fieltro mojado en aceite para maquinaria.
    Sostener el diamante de manera que el mango descanse entre los dedos índice y corazón y el pulgar, manteniendo la mano levantada del cristal.
    Rayar con la herramienta su superficie a lo largo de una línea, con un movimiento suave y en dirección hacia uno mismo. Evitar retroceder o presionar en exceso, porque podría partirse por donde no se desea. La operación tiene por objeto arañar la superficie, y debe realizarse uniformemente y de un solo trazo para que el corte salga limpio y pueda efectuarse sin dificultad. Después, dar la vuelta al cristal y golpearlo suavemente con el extremo del mango del diamante por encima de la línea arañada. Mantenerlo bien plano sobre la mesa. Aunque se vea que empieza a rajarse, seguir golpeando hasta que las dos piezas estén separadas. En esta etapa del proceso es imprescindible trabajar con paciencia y útil izar el mango del diamante con toques ligeros. Si se desea sacar las piezas de la vidriera de restos o pedazos pequeños de cristal, rayar su superficie tal como se ha explicado y, con ayuda de unas tenazas o alicates, desprender el sobrante en fragmentos. Realizar la operación con gafas protectoras.

    Cómo cortar círculos.
    La herramienta más idónea para ello es el diamante circular, pero también pueden conseguirse círculos y semicírculos perfectos con un diamante corriente fijado al extremo de una cuerda; el otro extremo se sujeta contra el cristal en el centro del circulo.
    Si es la primera vez que se intenta, se aconseja practicar antes con trozos de cristal que no sirvan, para familiarizarse con el empleo del diamante.

    Lijado de ios bordes cortados.
    Una vez cortadas todas las piezas, frotar sus bordes con lija de agua húmeda. Procurar no lijar en exceso, porque de lo contrario podrían no encajar bien unas con otras, pero tener en cuenta que es preciso dejar un pequeño espacio entre ellas para el pegamento.

    Pintura.
    Si se ha elegido cristal transparente, habrá que pintar seguidamente las diferentes piezas en los colores que requiere el diseño. Mojar en laca de bombillas un pincel de pelo algo gruesoyaplicarel líquidosobre el cristal por el revés del diseño trabajando de borde a borde. Como la laca tiende a distribuirse homogéneamente por la superficie pintada, no es necesario peinarla demasiado con el pincel. Dejar secar durante toda una noche en una habitación limpia, para evitar que queden imperfecciones por causa del polvo.
    Pegado. En cuanto la laca esté seca, se pueden adherir las piezas a la hoja de cristal, que servirá como soporte. Empezando por la parte inferior del diseño, poner un poco de Araldit a lo largo de los bordes cortados de la primera pieza y pegarla en su lugar correspondiente. No es necesario aplicar el pegamento por toda la superficie posterior, ya que la cantidad colocada en los bordes penetra por sí sola entre los dos cristales. Es importante colocar el lado pintado hacia adentro, para proteger la laca y dar mayor transparencia al color. El cristal ahumado, que suele tener una cara lisa y otra textu-rada, debe adherirse por el lado liso. Pegar en su lugar las demás piezas, aplicando en los bordes el pegamento suficiente para que sólo una pequeña cantidad penetre hasta el cristal posterior. Trabajar sin temor a que el pegamento sobresalga por entre las juntas; una vez seco, resparlo suavemente con un rascavidrios o cuchillo bien afilado.

    Emplomado figurado.
    Una vez adheridas todas las piezas, y cuando el pegamento esté totalmente endurecido, se puede proceder a rematar el trabajo colocando el «emplomado». Amasar el producto sobre una tabla de madera bien seca en forma de rollitos finos y largos, y aplicarlo seguidamente sobre las junturas con ayuda de un rodillo de empapelar o de cocina mojado. Alisar su superficie pasando por ella un dedo también mojado.
    La pasta tarda unas tres horas en secar, transcurrido este tiempo, frotarla con un paño húmedo. Lustrar el cristal y limpiarlo de las manchas persistentes que pudieran quedar con estropajo de aluminio fino. Finalmente, frotar el emplomado con hollín aplicado con un paño suave, y retirar el polvo con un plumero.

    Espejo basculante

    Espejo basculante para el baño.
    DISEÑO LINEAL Y CONTEMPORÁNEO.
    • Sus dimensiones, su funcionalidad y la versatilidad de su diseño convierten al espejo basculante Line en uno de los nuevos protagonistas del baño. Creado por Ludovica y Roberto Palomba para la serie “Work in Progress” de Cerámica Ha minia s.p.a., es un claro ejemplo de la importancia que hoy día alcanzan los complementos.
    • Con este espejo se pone de relieve la importancia de los complementos para aportar personalidad a las estancias de la vivienda contemporánea. Sus 100-130 cm de largo y sus 20 cm de ancho proporcionan un resultado muy original, y, como es basculante, aporta todavía más funcionalidad.
    PRECIO: 100 x 20cm, 216 €; 130 x 20 cm, 237 €.

    Vidrios espejos

    Si está familiarizada con el uso de la computadora, es una excelente herramienta. Antes de elegir el espejo, tome una foto de frente de la pared donde lo va a colocar y descargúela en la PC. Busque en internet sitios o modelos de espejos y lleve los modelos que le gusten a su foto déla pared para analizar tamaño, modelo y color, Finalmente, siempre tenga en cuenta el ancho del marco cuando analice el tamaño del espejo dado que algunos marcos pueden medir fácilmente de 15 a 20 centímetros de ancho.

    Espejos decoracion

    Espejos decoracion.
    Cómo elegir el espejo que queda mejor.
    Los espejos adornados y antiguos, con marcos de madera, deben tener una fuente de luz artificial cerca de ellos para acentuar su diseño. Además, si no están debidamente ubicados y en armonía con él conjunto, sólo terminan recargando la decoración.