Posts Tagged arcos de escayola

    Talla y vaciado en escayola

    La escayola admite ser vaciada para la realización de placas decorativas. Los dos proyectos de este capítulo, uno muy sencillo y rápido de hacer y otro más complicado, dan idea del gran número de sus aplicaciones.
    Sellos de escayola.
    Como la arcilla húmeda no se adhiere a la escayola solidificada, los diseños o insignias en relieve hechos de este último material pueden utilizarse para grabar diferentes motivos sobre superficies de arcilla. Esta tiene que estar todavía húmeda para que la impresión resulte nítida.
    • Modelar la arcilla o plastelina hasta darle forma cuadrada y. con ayuda del cuchillo o espátula de modelado, grabar una inicial o un diseño sencillo que sirva como anagrama para la firma de los propios cacharros de arcilla. Elegir, por ejemplo, un pájaro estilizado, unaflordecinco pétalosounaestrella.
    • Si se desea que el motivo sea solamente el anagrama elegido, es suficiente tallar directamente éste sobre la superficie del material modelado. Por el contrario, si se prefiere rodearlo de un pequeño marco, tallar primero una forma adecuada y hacer sobre ella el anagrama en un plano más profundo.
    • Encerrar el diseño terminado en un tubo de papel y presionar fuertemente el extremo de éste contra la arcilla o plastelina de manera que no deje escapar la escayola líquida cuando se vierta encima.
    • Mezclar la escayola y echarla con cuidado dentro del tubo de papel hasta la altura que se desee.
    • Dejar secar completamente, a ser posible durante toda una noche.
    • Sacar la arcilla o plastelina del extremo del tubo y rasgar el papel: el sello de escayola está listo para su uso.
    Entre los objetos adecuados para obtener originales impresiones destacan los botones en relieve, las sortijas de sello, los broches y las insignias. Los sellos con ellos realizados suelen tener un diseño delicado y sirven para imprimir detalles menudos y regulares alrededor de la boca de una maceta o en el borde de un azulejo pequeño.
    1. Tallar el motivo directamente para una tirma sencilla o hacerlo en un plano profundo para adornarla con un marquito.
    2. Encerrar el motivo tallado en un tubo de papel que comprima fuertemente la arcilla.
    3. Mezclar una pequeña cantidad de escayola hasta lograr la consistencia adecuada y verterla con cuidado en el tubo de papel hasta la altura deseada.
    4. Abajo: con objetos adecuados se pueden hacer bonitos sellos para decorar cacharros de arcilla.