Posts Tagged clases de martillos

    Tipo de martillos

    Para evitar el posible desprendimiento de la cabeza los fabricantes han buscado distintas soluciones: desde el simple acuñado (con metal o plástico), hasta distintos tipos de chavetas o planchas acanaladas. También se emplean para su consolidación resinas epóxidas, pese a que solamente el mango soldado ofrece una seguridad total. Esta última empuñadura requiere, por contra, un mango de goma, que si bien tiene la ventaja de absorber el contragolpe, ofrece, en cambio, el inconveniente de que hace que la mano sude, lo que impide agarrar el mango con firmeza.

    Imagenes de martillos

    Los martillos:
    Cualquier actividad que tenga un mínimo de relación con el bricolaje, con el salir de apuros, requiere más pronto o más tarde un martillo. Los hay de muchos tipos, algunos de los cuales son específicos para determinadas funciones, mientras que otros tienen un valor polivalente.
    Existen muchos tipos de martillos. Algunos catálogos de firmas especializadas llegan a ofrecer cerca de 70 (y casi todos ellos en diversos tamaños). Se habla de un coleccionista que ha logrado reunir 135 variantes, aunque la mayor parte se emplean parafuncionesmuy concretas.
    En el caso de no poseer aún ningún martillo, es aconsejable empezar adquiriendo uno parecido al, que tiene una cabeza con cotillo cuadrado y su cara opuesta (pena) aguzada y de sección rectangular. Es una herramienta muy válida para la -mayoría de las acciones de percusión; más adelántense podrán adquirir otros martillos más adaptados a cada trabajo concreto. Este martillo lo mismo servirá para trabajos de carpintería qué para muchas otras labores. El más corriente e idóneo para esta multiplicidad de fines es el que tiene una cabeza de acero forjado y un peso de 250 a 300 g; los de mayor calidad tienen la cabeza templada. La parte aguzada sirve para implantar pequeños clavos que se sostienen con los dedos o bien clavos normales que se quieren colocar en lugares de acceso difícil. Las variantes de este mismo tipo de martillo pueden ir desde los 50 g (empleado en pequeña mecánica) hasta los 2.000 g para trabajos de hierro, carpintería pesada e, incluso, para albañilería. El mango más habitual es el de madera de fresno, pero cada vez mas se utilizan empuñaduras de plástico, de plástico combinado con metal o, también, de goma con metal. Si el mango es de madera convendrá que se acuñe su cabeza por el ojo.