Posts Tagged como hacer moldes de yeso

    Angulos entrantes y salientes

    Los paneles rectos son relativamente fáciles de juntar. Las dificultades empiezan cuando se tienen que ensamblar en rincones y esquinas. Si se trata de un panel recortado, se empieza lijándolo someramente para eliminar las partículas que sobresalgan y luego se da un aparejo vinílico en todo su canto para reducir el grado de absorción del yeso puesto al descubierto. Luego solamente se tendrá que rellenar con un producto idóneo el intersticio existente entre el panel biselado y el panel recortado. cuando el producto de rellenado esté seco, se extiende una capa del de acabado (no del de rellenado) que servirá de soporte a la tira de calicó. Para acabar, se dan dos capas suplementarias del mismo producto, respetando el tiempo de secado entre una y otra y procurando nivelar el producto con ayuda del tampón con el fin de lograr un acabado perfecto.

    Los ángulos entrantes suelen ser el punto de encuentro de dos paneles recortados, con lo que uno de los cantos quedará disimulado por recibir el otro a tope. Por lo tanto, se empieza rellenando el intersticio que se haya producido con un producto de rellenado y luego se aplica una capa del de acabado en ambos lados de la junta. Se corta la tira de calicó necesaria y luego se encola cuidadosamente en el rincón, procurando ir sacando con una hoja rígida y un pincel todas las bolsas de aire que pudiesen quedar aprisionadas.
    Se da a continuación el producto de acabado en una anchura de 75 mm en cada lado, rebajando los bordes con el tampón. Se deja secar antes de aplicar una segunda capa de unos 100 mm, que se extenderá en ambos lados.
    Los ángulos salientes implican un tipo de manipulación ligeramente diferente, ya que se requiere el uso de una tira de calicó reforzada en los bordes con tirillas metálicas. Primeramente se procede a aplicar un aparejo acrílico en los bordes que se han recortado para reducir de esta manera el grado de absorción de agua.

    Después de haber cortado la tira de calicó a la medida necesaria, se marca el pliegue correspondiente a su punto medio. Se aplica luego a ambas partes del ángulo una ancha capa (50 mm) de producto de rellenado en el que se encolará la tira apretándola firmemente y comprobando si el ángulo formado es completamente recto. Inmediatamente después, se aplica el producto de relleno a ambos lados (125 mm), suavizando los bordes con el tampón de espuma húmedo. Cuando esta capa primera esté seca, se recubre con el producto de acabado, procurando siempre rebajar los bordes. Para terminar, y cuando haya secado completamente todo, se da una última capa (200 mm) de acabado en cada lado del ángulo.
    Para proteger mejor las esquinas es recomendable emplear un perfil especial para ángulos salientes hecho a base de acero galvanizado perforado. Se extiende el producto a 50 mm a ambos lados y se aprieta el perfil, eliminando el material que salga por los agujeros. Para mayor seguridad, se clavan dos puntas suplementarias en la tira. Cuando haya secado el producto de rellenado, se da una segunda capa con la hoja rígida y se nivelan los bordes con el tampón húmedo. Se deja el perfil visto, si se desea conservar un ángulo sólido.