Posts Tagged con moqueta

    Mantenimiento y conservación de la moqueta

    Está perfectamente demostrado que un entretenimiento regular prolonga la duración de las moquetas. El polvillo que se acumula en los pelos de la moqueta contiene partículas duras, abrasivas e incluso cortantes que si permanecen durante tiempo sin ser extraídas perjudican gravemente las fibras textiles al ser pisada la moqueta.
    Por otra parte, los vahos depositados (humos grasos, gases liquidados o sublimados de hidrocarburos empleados como combustibles, etc.), hacen que aquellas partículas se consoliden, siendo entonces ineficaz la acción de los aspiradores corrientes domésticos. No hay qué decir que las manchas, particularmente las de productos orgánicos, favorecen la proliferación de microorganismos que atacan aquellas fibras, también de origen orgánico (lana, yute, algodón, etc.). También la polilla halla un excelente sistema nutritivo en estas impregnaciones orgánicas.

    Corte de la moqueta

    Si se tienen que unir dos trozos de moqueta se procede a solapar un trozo sobre otro, procurando que la parte que se carga quede repartida uniformemente a todo lo largo. Se corta por en medio de la zona solapada y así al eliminar las dos tiras (cuyo perfil se ha rayado en el dibujo), las dos partes de la moqueta quedarán exactamente unidas, borde contra borde, resiguiendo con precisión las eventuales irregularidades cometidas al realizar el corte.

    Momento en que se está llevando a cabo el corte que se ha indicado en la figura anterior. Si no se tiene suficiente seguridad en el pulso se puede hacer recurso a una regla metálica contra la cual se puede apoyar el cúter.

    El corte de la moqueta puede realizarse con ayuda de unas tijeras si no se dispone de una cuchilla o cúter.