Posts Tagged ivarte

    Mantenimiento para las moquetas

    La barredera mecánica sirve para eliminar las motas, partículas, hilos, etc., depositados en una moqueta, constituyendo una especie de preparación al desempolvado a fondo que se obtiene mediante un aspirador.

    Los aspiradores para limpieza de moquetas conviene que sean poderosos ya que deben eliminar el polvillo y pequeñas partículas que se han infiltrado en el fondo del terciopelo. Un aspirador con escasa capacidad de absorción no conseguirá arrastrar estas partículas del fondo y se limitará a limpiar las que hayan quedado en la parte superficial y más externa.

    Moqueta fijada por tiras o listones de púas

    El anclaje se realiza mediante tiras de madera provistas de púas.
    Hay algunos sistemas patentados que se fundan en un principio análogo al que de una manera simple puede realizar uno mismo.
    Para llevarlo a cabo bastará utilizar unos listones de madera cuyo espesor no sea superior a 4 mm y cuya anchura sea de unos 3 cm. En dichos listones están clavadas unas puntas, sesgadas de modo que formen al salir una inclinación de unos 45° y que sobresalgan unos 3 mm.
    Estos listones se fijan en el suelo y al pie de las paredes, dejando una separación de unos 6 mm y orientando el sesgo de las puntas contra la pared. En la figura que se acompaña se indican estas dimensiones y colocación del listón. La moqueta se podrá anclar sobre estas puntas y quedará retenida con toda eficacia, eliminando con ello el clavado y desclavado, cada vez que se quiera sacar y poner la moqueta. También será más fácil corregir los arrugados que con el tiempo se produzcan.
    Para anclar la moqueta se utilizará un tensor.
    Para poder anclarla es preciso utilizar una que sea muy apretada y de buena calidad. Las moquetas hechas con material regenerado (borra), con soportes poco resistentes, no son aptas para este sistema de fijación.
    Una vez tendida la moqueta y anclada, se doblan sus bordes con un destornillador.