Posts Tagged moqueta leroy

    Loseta

    Para determinar el contorno de una loseta irregular que corresponda a un rincón, se presentará la placa a recortar sobre la ya encolada que se halle más próxima al rincón. Se transportan a cada lado las dimensiones de los lados a y b. En la placa A se traza la prolongación de la línea x-y y se marca el punto z a la misma distancia de x-y. Marcar los dos últimos lados, recortar y encolar. Se tendrá que imprimir un giro al trozo de baldosa recortado ya que viene a ser una figura complementaria, opuesta por el vértice.

    SUELOS REVESTIMIENTOS PLÁSTICOS

    Otro ejemplo de revestimiento para suelo a I de PVC con superficies en relieve. Se acomoda los elementos necesarios para su colocí en el suelo: cúter, bote de cola de contacto, 6 tula dentada y cinta métrica para determina dimensiones y recortes a efectuar.
    Dos ejemplos de pavimentos plásticos a base de PVC con capas interiores de soporte: arriba con un tejido a base de yute y abajo provisto de una delgada capa de fieltro.

    Proceso de la moqueta

    El proceso que ampliamente acabamos de describir con un detallado reportaje gráfico supone evidentemente el uso de unas herramientas especiales que no se hallarán fácilmente y que tampoco interesará adquirirlas si se tiene que llevar a cabo un revestimiento reducido, ya que no quedarían amortizadas.
    Cabrá la posibilidad de poderlas alquilar a algún instalador profesional especializado en este tipo de colocación.
    Pese a sus dificultades y exigencias las moquetas colocadas por este sistema son indudablemente las que ofrecerán, a la larga, mayores ventajas: La moqueta propiamente dicha descansa sobre un grosor de material blando (fieltro, muletón, espuma, etc.) que no solamente servirá para que la moqueta no quede tan afectada por el trajín que tenga que soportar sino que constituirá un excelente medio aislante, tanto fónico como térmico. Por otra parte, y en el caso de que la moqueta por deficiente tensado o por deformación de ella misma cobrase arrugas en medio de la pieza, podrá volver a ser retensada de manera muy fácil. Asimismo un recambio de material no ofrecerá ningún problema ya que arrancando los bordes anclados se recuperará prácticamente el soporte dispuesto para ser recubierto otra vez con un material de recambio.

    Desde luego interesa realizar esta clase de colocación con moquetas de buena calidad, de tejido compacto que no se desgaje o deforme al sufrir los atirantados a que debe someterse. Las moquetas de lana con doble cañamazo son quizá las más indicadas si bien hay que convenir que son también las más caras.
    Repitamos, no obstante, que, sin llegar a ser de muy difícil colocación y pudiendo llegar cualquier aficionado a buenos resultados, la moqueta colocada por tensado y anclajes de púas es la que ofrecerá más pegas por la dificultad de hallar los instrumentos adecuados para conseguirlo de manera cómoda v eficaz.