Posts Tagged papel para empapelar paredes

    Preparación de paredes para ser empapeladas

    La preparación de las paredes.
    Paredes pintadas. No es preciso eliminar la pintura, a menos que esté en muy mal estado y la superficie presente irregularidades. Será necesario, en cambio, limpiarla y desengrasarla especialmente sobre una antigua pintura al aceite. Se frota la pared con papel de lija y se limpia toda la superficie con lejía para que adhiera mejor el papel.
    Paredes escayoladas. El escayolado debe estar perfectamente seco tanto si es reciente como si se ha remozado.
    Se rellenan con masilla los agujeros y las grietas. Se puede emplear una masilla a base de celulosa o de vinilo. Ambos productos pueden adquirirse en una droguería.
    Las masillas a base de vinilo son más caras que las de celulosa pero poseen mayor resistencia una vez han secado. Como masilla celulósica se empleará el mismo producto para encolar el papel (metilcelulosa) y como masilla vinílica un bote de pintura plástica blanca de buena calidad.
    Para conseguir un resultado satisfactorio es conveniente aplicar el relleno en capas sucesivas en pequeñas cantidades, aplicando una capa cuando haya secado la anterior. Se prepara solamente la masilla necesaria para una capa.

    Antes de aplicar la masilla se eliminan los residuos que hayan quedado en los lugares que se desea rellenar. Se raspa hasta descubrir el escayolado original y eliminar toda suciedad. Se aplica la primera capa con una espátula flexible o vieja, procurando rellenar la grieta hasta el fondo. Mientras se seca esta primera aplicación se limpia la espátula y se elimina el excedente. Se procede de manera análoga en los rellenos sucesivos. Una vez realizado el relleno y haya secado la masilla se lija hasta que la superficie quede igualada con el resto de la pared. Se empleará un papel de lija fino.
    Es importante recubrir la masilla con una capa de yeso antes de colocar el papel para lograr una superficie lisa y al mismo tiempo adherente a la cola usada para la colocación del papel.
    Si se emplea una cola para papel a base de celulosa, ésta misma será la mejor para la capa de preparación. Si, en cambio, se usa la tradicional cola glutinosa o de almidón (o también de vinilo) se elegirá un aparejo adecuado para cada caso. Hay que dejar secar la capa de cola de preparación antes de colocar el papel.

    Paredes empapeladas. Es muy probable que un papel nuevo colocado sobre un empapelado anterior presente problemas, como manchas y ampollas, pudiendo incluso desencolarse ambos papeles.
    Si el papel está muy bien adherido sobre su soporte, como puede ocurrir con un papel vinílico, no hay inconveniente en colocar el nuevo papel sobre el viejo.

    Como empapelar paredes

    Empapelar paredes.
    Todo lo que debes saber para un resultado perfecto.
    Tipos de papel, de uniones, trucos de profesionales… una guía práctica para empapelar sin complicarte la vida.
    En el momento de la elección del papel, además del aspecto decorativo, se deben mirar las formas de agarre: tenemos el papel de siempre al que debe untarse una cola especial por detrás y el que viene preencolado y al que sólo se le debe mojar el reverso con agua tibia para activar el pegamento que lleva incluido. En cuanto a la textura, cobran fuerza los vinílicos frente a los tradicionales.
    Los vinílicos tienen un acabado que parece plástico, pero sólo se nota al tacto; a la vista son satinados y cuentan con la ventaja de que se pueden lavar y quitar las manchas. Vienen preen-colados y para activar el pegamento se deben meter ios pliegos en una cubeta durante 30 segundos, sacarlos, doblarlos como si fuera un periódico, esperar unos minutos, desdoblarlos y pegarlos a la pared. ¿Te parece un poco extraño? No te preocupes, no se arrugan, ni se rompen. Otra de las ventajas es que se puede corregir la colocación si a la primera no lo has hecho bien, siempre que tires del pliego con cuidado y lo hagas nada más ponerlo y ver que está torcido o que no casa con el dibujo del otro trozo. En contrapartida, son más caros.
    Preparar la superficie:
    • La pared debe estar limpia, plana y sin asperezas o humedad.
    • Retira todos los ganchos y tapa los agujeros de los tacos. Para conservarlos, mete palillos para preservar el punto de agarre .
    • El gotelé se debe retirar: humedece la pared y rasca con una espátula o estropajo. Al acabar, pásale una lija fina y cepíllala para quitarle el polvo. Espera a que esté seca para empapelar.

    Papel para empapelar paredes

    Papel para empapelar paredes verde es un color que aporta sosiego y naturalidad.
    Dos texturas para dar carácter al bailo. La pintura que se ha aplicado sobre la superficie de la pared y el zócalo de listones de madera es un verde lavanda muy suave (964 verde, de Bruguer). De este modo se ha logrado dar más calidez a la pared del lavabo, a la vez que se protege la madera de la parte baja. Toallero de pie de Huerta de San Vicente. El espejo se vende en Country Colors.

    Papeles de empapelar

    Papeles de empapelar.
    De hecho, con mínimo esfuerzo se agrega una buena dosis de fantasía al juego de líneas, sólidos y planos que componen la ambientación.y se alcanza, económicamente, un nivel de belleza, cálido y acogedor.

    Empapelado de paredes

    D: el papel se aplicará en la superficiedesde arriba y hacia abajo, y se efectuarán frecuentes controles con la plomada para verificar la perfecta verticalidad del resultado. E: por último se repasará el papel aplicado usando un cepillo de cerda branda; este procedimiento contribuirá a que la adhesión al muro sea perfecta.

    Papel empapelar paredes

    Si el plano empapelado juega en verde y azul con variantes de matices y valores se llevará la fórmula cromática al equipamiento, sin utilizar tonos muy saturados, porque resultarían agresivos en un encuadre de línea semiclásica como el de la imagen.