Posts Tagged precio de moqueta

    Pared

    Mientras en el suelo los revestimientos cumplían sus funciones más o menos aislantes en función de su propia naturaleza por acondicionar una habitación respecto a otra que hubiera debajo de ella (otro piso, un subterráneo) o del contacto inmediato con la tierra (en el caso de no haber previsto una cámara de separación), también en las paredes los revestimientos contribuirán a aislar una pieza de las habitaciones vecinas colindantes, ya sea del propio apartamento o de una vivienda o casa ajena (tanto si se ha interpuesto entre ellas una cámara vacía o no) y, asimismo, defenderá el interior de una vivienda de las paredes que por el otro lado dan al exterior, a la intemperie y no a otra habitación interior (aun cuando para defenderlas se hayan previsto dobles tabiques para formar una cámara aislante).
    Al proceder a una revisión de los revestimientos de paredes no insistiremos en aquellos materiales cuya colocación y tratamiento se han tratado extensivamente en todo el capítulo anterior. A lo sumo haremos un toque de atención respecto a una particularidad de dichos materiales cuando se utiliza en paramentos verticales en lugar de ser colocado hori-zontalmente sobre el suelo, si existe una variedad en el tipo de adhesivos o de pegamentos, etc. En cambio, procuraremos suministrar los máximos detalles de colocaciones de materiales hasta ahora inéditos, tal como puede ser el tapizado de paredes con telas, etc.

    Recomendaciones para el encolado

    Se procede a cortar un trozo que sea algo mayor
    que la parte afectada. La cuchilla u hoja del cúter que se utiliza debe estar muy afilada para cortar al mismo tiempo los dos grosores de material. El corte puede ser cuadrado, rectangular o de otra forma. En algunos casos será aconsejable reseguir un contorno del motivo que tenga el revestimiento.
    Se levanta el parche y asimismo se arranca la parte del pavimento en la que está el daño y que ha quedado incluida por el corte anterior.
    En el caso de que el antiguo pavimento no hubiera quedado suficientemente cortado a fondo se repasa el corte con la cuchilla hasta llegar del todo al suelo.
    Se arranca la cinta adhesiva y el trozo de pavimento cortado.
    Antes de pegar definitivamente el parche convendrá limpiar el suelo eliminando o reblandeciendo cualquier resto de adhesivo. Igualmente se deberá dejar perfectamente limpia la zona en que existía el agujero y en la que se habrá acumulado mugre y polvo. Procurar no emplear demasiada cantidad de adhesivo en el dorso de la lámina. Colocar el parche cuando la cola haya presecado.

    Suelos de madera revestimiento de suelos

    Suelos de madera.
    El problema de los suelos de madera es que cuando se ha tomado la decisión de revestirlos débese al motivo de su mal estado (como por otra parte ocurre también en el revestido de suelos embaldosados, en los países que no son fríos). Y por lo tanto, para obtener todas las garantías de un buen revestimiento con plástico es obligado proceder a una reparación importante. De todos modos hay que convenir que para lograr un buen revestido, una restauración es, por regla general, mucho más barato que lo que supondría un arreglo del pavimento para dejarlo tal cual es o sustituirlo por otro nuevo…
    La refección en este caso consistirá simplemente en proceder a una planificación y a un relleno de las juntas o de los lugares en donde hubiera falta de material. Para la primera operación puede recurrirse a un acuchillado (muy penoso) o bien a un lijado con máquina (con producción de mucho polvo). Si el suelo se halla en muy mal estado de regularidad superficial, quizá lo más aconsejable es alquilar una máquina lijadora de disco provista de aspirador. Existen ahora accesorios de aspiración que

    ELIMINACIÓN DE MANCHAS COMUNES EN LAS MOQUETAS

    Clase de mancha Producto eliminador Manera de operar
    Pinturas sintéticas y grasas Aguarrás y disolvente o bencina Empapar una muñequilla con esencia de trementina y actuar contra la mancha cambiando reiteradamente los trapos (o papel esponjoso) a medida que se manchan. Acabar la limpieza con gasolina o con disolvente.
    Rojo de labios Alcohol, detergente Actuar primero como para el alquitrán y luego enjuagar con detergente.
    Salsas grasas Gasolina,

    disolvente,

    quitamanchas

    Actuar tal como se ha dicho para la cerveza.
    Sangre Agua fría, símil aguarrás y detergente Eliminar, tanto como se pueda, con agua fría y dejar secar. A continuación actuar con símil aguarrás, con tampones, cambiando cuando se ensucian. Enjuagar con detergente.
    Sopas Gasolina o disolvente. Detergente Empapar un trapo con disolvente o gasolina y tratar la parte manchada. Reiterar la acción después que haya secado. Enjuagar con detergente.
    Tinta Mezcla de 2/3 de agua, 1/3 de alcohol y unas gotas de limón, amoníaco rebajado Secar primero con un papel secante o un trapo poroso. Luego utilizar la mezcla citada aplicándola con un trapo limpio o una piel de limón. Finalmente aclarar con un solución de amoníaco.
    Vino tinto

    Vino clarete o blanco

    Alcohol, detergente Agua caliente Tratar tal como se ha indicado para la cerveza.

    Limpiar reiteradamente con un trapo empapado con agua caliente.

    Colocación de baldosas

    En la colocación de baldosas conviene partir del centro de la habitación y luego ir cubriendo de manera radial tal como se indica en el grabado que se acompaña.
    Los únicos problemas que le pueden surgir al aficionado consistirán en el recortado y ajuste de las últimas baldosas cuando se llegue a la pared; será muy improbable que coincidan exactamente sus bordes con el ángulo formado por pared y suelo. Pese a que ello pueda suponer una pérdida de material es conveniente que se haga tal como hemos dicho: a partir del centro y no arrancar a partir de una pared. Téngase presente que al hacer los cortes serán muchos los trozos que se podrán aprovechar, ya sea para suplir los espacios contiguos o bien para los de otro lado del espacio que se cubre. Interesa, por lo tanto, conservar en trozo recortado la indicación de sentido del pelo.
    En esta clase de revestimientos resulta muy fácil substituir una o más baldosas por otras en buen estado en el caso de haber sufrido un daño o desgaste.