Posts Tagged zapatillas colgadas

    Un ayudante eficaz para colgar las zapatillas

    Colgarlas en la cuerda mediante broches o ponerlas en el borde de la ventana siempre fueron las fórmulas clásicas, pero una solución muy cómoda para lograr un buen secado es fabricar este pequeño ingenio que nos permite tener nuestras zapatillas aireadas y seguras. Aún sin haberlas lavado y si pretendemos que se oreen después de una caminata.
    Básicamente, cuatro trozos de madera nos permitirán realizarlo. Su construcción es sencilla y las herramientas necesarias son las comunes que manejan nuestros lectores. Cualquier madera dura, o también puede ser blanda pero a condición de que esté impregnada contra la humedad, será buena para nuestro propósito. Por ejemplo, un trozo de haya es ideal ya que es dura, muy compacta y soportará sin inconvenientes las mojaduras a que será sometida.

    Para trabajar sobre seguro convendrá hacer un patrón a medida con las curvas del gancho y las puntas de los dos soportes donde se enhebrarán las zapatillas. Estos patrones se dibujan a medida sobre cartón y se cortan con tijera. Cuando veamos que la silueta nos agrada, se traslada a la madera y se corta con la caladora.
    Para unir las piezas se realizan las cajas y agujeros donde se encastran las espigas. Conviene usar una cola de carpintero para exteriores o una epoxi de dos componentes. Debido a la rápida oxidación no empleamos grapas ni clavos. En caso de necesidad se puede utilizar algún tornillo de bronce, aunque si todo encaja bien no será necesario.
    Hay que lijar sobre todo los bordes, para eliminar asperezas y finalmente, como el aparatito estará sometido no sólo a la humedad sino también al sol, convendrá darle un par de manos de barniz. La elección se inclina por cualquiera que sea apto para exteriores, brillante, y que incluyan filtro UV. (Los rayos ultravioleta degradan las resinas y favorecen el cuarteo y descascaramiento). Los barnices marinos dan excelentes resultados.